Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSPV quiere un hospital de 800 camas en la antigua Fe

Según Joan Calabuig, con los 600 millones de sobrecoste en Cacsa se podrían construir 5 centros sanitarios

El candidato a la alcaldía de Valencia por el PSPV, Joan Calabuig, propone aprovechar las antiguas instalaciones de La Fe en Campanar para crear un Hospital General con 800 camas, un centro sociosanitario para enfermos crónicos con 300 camas y mantener el Hospital Infantil, entre otras infraestructuras.

Calabuig ha realizado estas declaraciones tras reunirse con asociaciones de vecinos afectados por el traslado de La Fe, que han convocado una manifestación el próximo miércoles 18 de mayo para reclamar que el antiguo centro mantenga su actividda hospitalaria.

Al respecto, ha señalado que estas son sus propuestas, si resulta elegido, para subsanar la falta de centros de la Comunitat Valencia ya que "estamos a la cola de camas por habitante" y defender el modelo de Hospital Infantil ya que ha criticado que "algo que había sido un ejemplo sea revertido".

Asimismo, ha apostado por instalar en estos terrenos una residencia destinada a personal sanitario que pueda participar en intercambios cientíicos y otra residencia para familiares que tengan que acompañar a los enfermos crónicos y de larga estancia.

Calabuig ha rebatido el argumento del Consell de que la situación económica impide la construcción de servicios públicos básicos como la Sanidad ya que ha defendido que "gestionando míinimamente bien" se pueden llevar a cabo.

De hecho, ha apuntado que con los más 600 millones de sobrecoste de CACSA, como refleja la Sindicatura de Greuges, se podrían construir 5 ó 6 hospitales y manterlos, contratar a 15.000 profesionales sanitarios durante al menos un año o construir 200 centros de salud. "Por tanto es evidente que gestionando mejor, con las prioridades correctas que interesan verdaderamente a los ciudadanos se podría hacer una intervención importante que garantizara los servicios de salud", ha recalcado.

Calabuig ha constatado en la reunión con las asociaciones de vecinos que están "muy preocupados" por el traslado de la Fe ya que además de la incertidumbre sobre las antiguas instalaciones de Campanar y está "perjudicando especialmente a los ciudadanos con rentas más modestas ya que han perdido una asistencia cercana y el desplazamiento al nuevo hospital les lleva más de una hora de autobus".

Por ello, ha recordado que los vecinos ya se han recogido 10.000 firmas para reivindicar que en este hospital se mantenga la actividad. Por contra, se ha comprometido, si resulta elegido alcalde, a "no dejarles abandonados como la actual alcaldesa, Rita Barberá, y a estar junto a ellos" .

Asimismo, tras la visita en Campanar, Calabuig se reunió con los represntantes del personal sanitario de la nueva Fe para saber con exactitud sus necesidades de las que tomarán "buena nota" para darles respuesta.

En ese sentido, ha señalado que el grupo municipal socialista no está en contra de la nueva Fe, pero reclaman que este trasladado "no puede suponer un abandono ni un deterioro para otras zonas de Valencia" y que se queden sin instalaciones sanitarias, lo que sería "inaceptable". Por ello, ha reclamado una reforma del mapa sanitario, que está "profundamente desequilibrado" y que "con el cambio de ubicación de Valencia profundiza en estos desequilibrios".