Reportaje:

La campaña se pone a dieta

La crisis económica y los nuevos límites legales de gasto obligan a los partidos a apretarse el cinturón

Esta campaña para las elecciones locales es la más austera de los últimos años por imperativo legal. Y por dar ejemplo. Los partidos gastarán menos porque hace unos meses aprobaron una reforma de la Ley Electoral que les obliga apretarse el cinturón o a poner freno a los excesos, según se mire. Inmersos en semejante crisis económica quisieron ser los primeros en dar ejemplo. ¿Consecuencia? Los candidatos están aprovechando como nunca los locales que ceden gratis, por ley, los Ayuntamientos en vez de alquilar salas privadas, asegura el coordinador electoral del PP, José Antonio Bermúdez de Castro, cuando se le pide un ejemplo. Bermúdez de Castro no tiene el dato de cuánto gasta el PP en esta campaña para las municipales y autonómicas, pero recalca que es "sin duda la más austera". Y por eso, añade, "ha girado más en torno a los candidatos y a sus propuestas que en torno al marketing".

Para Izquierda Unida la reforma implica frenar unas campañas que "habían copiado aquí lo peor del sistema americano", unos gastos desorbitados que conllevaron, según el director de campaña de IU, Ramón Luque, "el endeudamiento de las formaciones y tramas de corrupción". Aquellas machaconas campañas, asegura, inmunizaron a los electores frente a la propaganda. Nada que ver, sostiene, con las austeras campañas de otros países europeos.

Luque asegura que IU se ha adaptado bien al recorte. "Somos los que menos lo hemos sufrido. Estamos totalmente entrenados", recalca su director de campaña. Ahora gastarán un millón de euros, cuando hace cuatro años fueron 1.426.892 euros. Esa cifra excluye el buzoneo de papeletas, que casi cuadriplica el gasto de campaña, "el gran gasto de las formaciones pequeñas". Han reducido casi todas las partidas: desde los gastos financieros hasta el vídeo electoral, asegura Luque.

Los socialistas explican que en estos comicios gastarán 8.957.000 euros, lo que supone un 10% menos que en 2007. ¿Y cómo lo han logrado? De entrada, dando un bocado del 40% al gasto en publicidad, aseguran fuentes del PSOE. Ahora hay menos vallas, carteles y marquesinas publicitarias (de todos los partidos) porque la campaña dura 15 días. La reforma legal ha eliminado de cuajo la precampaña, un periodo que a muchos electores les parecía simplemente eterno y que podía durar hasta medio año.

Los socialistas aseguran que han apostado por "insertar publicidad en espacios más baratos", como Internet. Pero son los de IU los más entusiasmados con la Red. "Ahí estamos fajándonos", afirma. Han invertido 30.000 euros en publicidad en el ciberespacio, porque, dice, ahí sí que son "claramente competitivos" frente a los grandes, con populares y socialistas, algo impensable en casi cualquier otro ámbito político. Dos asalariados mueven la campaña de IU en la Red, "una lleva la página" y la otra coordina a tuiteros y blogueros. Pero la militancia también pone de su parte. Luque calcula que la mitad de sus 40.000 militantes hacen campaña: reparten folletos, pegan carteles, organizan actos... "para nosotros es fundamental".

Dar el mitin del día en un polideportivo y no en un hotel o enviar a cada hogar un díptico en vez de un tríptico no son las únicas vías de ahorro ni mucho menos. Los socialistas dicen que han reducido la infraestructura y los equipos de montaje de sus actos. IU ha diseñado un nuevo periplo más racional, en autocar y tren; esta vez no habrá vuelo a Canarias. Cuenta Luque que hicieron campaña allí antes de la campaña.

Los partidos han pedido prestado a los bancos tanto como recibirán de subvención del Estado, hasta un máximo que, tras los cambios legales, es un 15% menos que la pasada legislatura. Las cuentas definitivas las escrutará el Tribunal de Cuentas. Los jueces dirán si los partidos cumplen la dieta que se impusieron.

Mitin socialista en en el centro de Bilbao, junto a la ría.
Mitin socialista en en el centro de Bilbao, junto a la ría.TXETXU BERRUEZO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS