Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy evita preguntas para no hablar de Aznar o de Camps

Un portavoz señala que las declaraciones del expresidente "no contradicen el discurso oficial"

El líder del PP no quiere sobresaltos en su campaña electoral. El PP se ve ganador siempre que no meta la pata, según su entorno. Por eso la campaña está totalmente enlatada. Hoy, de nuevo, Rajoy ha evitado las preguntas de los periodistas, que estaban sentados frente a él en una plaza de Santa Cruz de Tenerife, en un acto con un centenar de militantes limítrofe entre el mitin y la comparecencia.

Los periodistas, al final del discurso de Rajoy, intentaron preguntar, sobre todo para que Rajoy evaluara o desautorizara las palabras más duras de los últimos días contra los jueces o la intervención de José María Aznar. Rajoy no ha aceptado ninguna pregunta ni ha dicho nada sobre el asunto de Bildu en su discurso. Un portavoz oficial de Rajoy ha señalado que el PP "tiene su libertad" para convocar ruedas de prensa cuando lo estime oportuno. No está prevista ninguna en toda la campaña.

Preguntada expresamente por esas declaraciones de Aznar, o de Aguirre, en las que responsabilizan al Gobierno de la entrada de Bildu, la portavoz ha señalado a los periodistas que Rajoy ya fijó la posición oficial -en la que no había críticas al Gobierno- pero que en cualquier caso el PP cree que las declaraciones de Aznar o Aguirre "no contradicen la posición oficial del PP" aunque "cada uno tenga sus tonos". Rajoy asume así muy indirectamente -él no va a decir una palabra- las declaraciones de Aznar, que han indignado al Gobierno.

Aún así, el líder del PP quiere evitar este asunto en su campaña porque teme que los tonos más duros movilicen a la izquierda. "El PSOE quiere hablar del lío, hacer oposición de la oposición, nosotros vamos a hablar del paro y de lo que le importa a la gente", ha señalado en la plaza Weyler.