Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero justifica la muerte de Bin Laden

Llamazares responde al presidente: "No le reconozco".- El PP pregunta por el paro y arremete una semana más contra Rubalcaba y Chaves

"Es bastante entendible que las circunstancias hayan dado lugar al resultado de la operación", ha asegurado el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el Congreso para justificar la muerte de Osama Bin Laden por tropas de Estados Unidos en Pakistán. Es la primera vez que el jefe del Ejecutivo hablaba públicamente de esta operación militar y no se ha movido ni un milímetro de lo que ha definido como "la posición de la comunidad internacional", en la que no hay la más mínima referencia crítica a la Administración Obama.

Zapatero ha respondido a una pregunta en el Pleno del diputado de Izquierda Unida Gaspar Llamazares y ha aprovechado para respaldar la actuación de EE UU. "Es muy probable que el destino de Bin Laden sea un destino buscado por sí mismo después de su sanguinaria trayectoria", ha asegurado, antes de catalogar al líder de Al Qaeda como "uno de los criminales más sádicos de la historia".

No obstante, ha añadido que "como demócrata" le habría gustado que hubiera "respondido ante la justicia", pero considera comprensible que el resultado haya sido la muerte del líder de Al Queda.

Por el contrario, Llamazares ha hablado de "asesinato extrajudicial", de "terrorismo de Estado" y de aplicación de la máxima de que "el fin justifica los medios", para lanzar a Zapatero un reproche muy personal: "No le reconozco".

"No se puede asesinar premeditamente aunque sea a un terrorista y no se puede ejercer el escarnio con el cuerpo del terrorista asesinado", ha asegurado el diputado de IU, para quien es preciso proceder a la retirada de las tropas españolas en Afganistán. El presidente del Gobierno le ha respondido descartando la retirada de las tropas españolas en aquel país, porque "están ahí para garantizar el futuro de un Afganistán democrático".

Contra Rubalcaba y Chaves

En la misma sesión de control, el PP ha seguido la estrategia de dejar a Mariano Rajoy las preguntas referidas a la crisis económica y mantener la presión con otros diputados sobre Alfredo Pérez Rubalcaba y Manuel Chaves. Al vicepresidente primero con la pregunta de cada semana sobre el caso Faisán y al vicepresidente tercero con los ERE en Andalucía y el presunto trato de favor a sus hijos.

Zapatero ha respondido a Rajoy felicitándose de los datos positivos del paro registrado de abril. Según ha comunicado el Ministerio de Trabajo, el paro registrado ha bajado en 64.309 personas, el mayor descenso de un mes de abril desde 2006.

Por su parte, el líder del PP ha insistido en la idea de acabar la legislatura.

Con Rubalcaba, el PP ha insistido en la idea de sus responsabilidad en el presunto chivatazo a ETA y el número dos del Ejecutivo ha respondido lamentando que el principal partido de la oposición ponga en cuestión el trabajo de la policía.

Finalmente, Manuel Chaves ha emplazado al PP a ir a los tribunales al tiempo que les acusaba de calumniarle, de mentir y de manipular.

Precisamente, el PP llevó ayer al Tribunal de Cuentas su frente contra la Junta por los ERE, mientras el Gobierno andaluz les acusó de usar las instituciones para "hacer teatro".