Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero habla con Urkullu tras el plante por la impugnación de Bildu y le arranca "un margen de confianza"

Rubalcaba asegura que el Gobierno no suspenderá el diálogo con los nacionalistas vascos.- Patxi López cree que "ni EA ni Alternatiba forman parte de la estrategia de ETA".- Fernández Vara considera "legítima" la postura nacionalista

El portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, ha explicado hoy las razones de fondo que llevaron ayer a su presidente, Iñigo Urkullu, a anunciar que suspendía toda colaboración con el Gobierno. En una entrevista en Los desayunos de TVE, el dirigente vasco ha declarado que el Ejecutivo se comprometió a adoptar los pasos en relación con la izquierda abertzale "en sintonía con el PNV". La decisión del Gobierno de impugnar las listas de Bildu, según Erkoreka, supuso una clara ruptura de ese compromiso. "Si la impugnación no su hubiera producido, la suspensión de relaciones no se hubiera dado", ha reconocido.

Horas más tarde, tras la reunión de la Junta de Portavoces, Erkoreka ha matizado sus declaraciones en la televisión y ha revelado que Urkullu ha hablado con Zapatero y ambos han adquirido "un cierto compromiso para darnos un tiempo y un margen de confianza" de cara al futuro. Tal y como había manifestado durante la entrevista, el dirigente del PNV ha constado que la decisión del Tribunal Constitucional será determinante para recuperar la sintonía.

El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha confirmado la versión de Erkoreka y ha asegurado que el Ejecutivo no va a suspender el diálogo con el PNV, sino que, por el contrario, va a trabajar por acentuar su relación. El titular de Interior ha restado importancia a las discrepancias con la formación de Urkullu, que ha calificado de normales, aunque ha subrayado que las conversaciones sobre el tema de Bildu son complejas, informa Miguel González.

Por la mañana Erkoreka responsabilizó al Ejecutivo de ser el "impulsor político", el que "ha movilizado y provocado" el pronunciamiento del Tribunal Supremo en contra de la presencia de Bildu en las elecciones. Para el portavoz del PNV los argumentos alegados por la Abogacía del Estado, en el sentido de considerar que "todo es ETA" son "simplones" y recuerdan a los ofrecidos en la época en la que Ángel Acebes era ministro del Interior.

El dirigente nacionalista ha mostrado, sin embargo, su confianza en que el Tribunal Constitucional rectifique la decisión del Supremo, una circunstancia que, como más tarde a reiterado, propiciaría la reanudación del apoyo del PNV al Gobierno. Si bien Erkoreka ha dejado claro que hasta que su partido no constante un "cambio de actitud" por parte del Ejecutivo tendente a favorecer la "normalización de la vida política en Euskadi", su partido seguirá sin retomar la interlocución en las nuevas propuestas que presente el Gobierno.

Erkoreka ha recalcado en que la decisión del PNV ha sido la de "suspender y no la de romper" el marco de colaboración con el Gobierno y ha dejado en el aire el apoyo de su formación a los Presupuestos.

Por su parte, el lehendakari Patxi López cree que el PNV está confundiendo los temas y ha criticado con dureza a su presidente Iñigo Urkullu por suspender su apoyo al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero tras la anulación de las listas de Bildu, informa Pedro Gorospe. Para López, que ha celebrado el ecuador de su legislatura con una conferencia de prensa con sus reformas, el PNV ha demostrado "escaso rigor democrático" por no saber distinguir que en un Estado de Derecho existe la separación de poderes. "¿Que hubiera hecho el PNV de tener de sus servicios policiales unos informes determinados...meterlos en un cajón?, ha preguntado. "Esconder las cosas en un cajón quizás sea más típico o puede ser cosa de otros tiempos o de otros que entienden la política de otra manera, pero no es una buena práctica democrática", se ha autorespondido.

López cree que condicionar los apoyos políticos a sentencias judiciales es un error y ha explicado que además es de "poco rigor democrático, porque supone no respetar esa separación de poderes que en un Estado de Derecho es básico, democráticamente básico y riguroso", ha aseverado. Aunque mostró todo su respeto por las sentencias judiciales, y ha dicho acatar la del Supremo y la que pueda dictar el Constitucional, López, expresando su "convencimiento" y su "seguridad" de que "ni EA ni Alternatiba", las dos formaciones integrantes de Bildu junto a los herederos de Batasuna, "forman parte de la estrategia de ETA".

El lehendakari ha evitado responder si la sentencia del Supremo le gusta o no, y ha eludido pronunciarse si su posicionamiento "casa o no casa" con la actitud del PSOE de ordenar a la abogacía del Estado la impugnación de las listas. "Las sentencias hay que acatarlas tanto si gustan como cuando no gustan", ha dicho "pero mantengo mi convencimiento y mi seguridad de que ni EA ni Alternativa ni están al servicio ni forman parte de la estrategia de ETA". Tan solo les ha recriminado que quizás "podrían haber sido más exigentes con la izquierda abertzale".

También ha reprendido al presidente del BBB, Andoni Ortuzar, por decir que no acudirán a las protestas por Bildu pero pedirán el voto para cualquier opción que no sea ni PP ni PSE. "Ellos hacen permanentemente acusaciones de juego electoral por este asunto y son los primeros que ya han asumido el papel de víctimas, que no les corresponde en absoluto, y los que juegan a buscar votos casi de manera desesperada", ha asegurado.

Por su parte, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha considerado "legítima" la postura del PNV sobre Bildu y ha dicho que falta sensibilidad para entender lo que está pasando en el País Vasco, aunque ha insistido en acatar la sentencia del Supremo. Fernández Vara ha exigido "un esfuerzo" para entender al País Vasco y ha pedido que los españoles se pongan "en el pellejo de las empresas vascas sometidos al chantaje revolucionario" y lo que supone "levantarse un día y ver que eso ha terminado".

Además, el presidente autonómico también ha precisado que, en relación a la colaboración del PNV con el Gobierno, Urkullu ha empleado el término "dejar en suspenso", lo que no quiere decir que no vaya a haber acuerdo "nunca jamás".