Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De manifestación por la Barcelona pudiente

Doce detenidos en una marcha de 1.500 personas por la zona alta que causa destrozos en establecimientos.-Los manifestantes queman un muñeco con la cara del presidente de la Generalitat, Artur Mas, en la calle Tuset, donde vive

En una iniciativa insólita, una marcha ha recorrido este domingo por la tarde por primera vez la zona alta de Barcelona en un Primero de Mayo. Unas 1.500 personas se han manifestado por la avenida de la Diagonal, la Via Augusta o la calle de Aribau en protesta contra los recortes sociales y las desigualdades del sistema capitalista. Entre los asistentes, mayoría de treintañeros aunque también antiguos comunistas del PCPC y alguna familia con niños, ondeando banderas y muchas pancartas donde se leían frases como "¿Qué pasa?, ¿qué pasa?, que no tenemos casa!".

Un sector de los manifestantes realizó pintadas y causó destrozos durante prácticamente todo el recorrido. Se cebó especialmente con las oficinas bancarias, los establecimientos de comida rápida y los concesionarios de automóviles.

La primera "intervención", como llamaron a sus actos, fue la quema de un muñeco con la cara del presidente de la Generalitat, Artur Mas, en la calle Tuset, donde vive, aunque la policía autonómica no dejó pasar a los manifestantes. La destructiva caminata prosiguió su marcha por el pudiente barrio de Sarrià y tras casi dos horas de pintadas y martillazos los Mossos cargaron contra los participantes a la altura de la plaza de Gregori Traumaturg. Mientras, los vecinos presenciaban atónitos desde sus balcones el inusual desfile en la zona.

La protesta acabó en el Hospital Clínic, donde los asistentes clamaron contra recortes sanitarios y la falta de ayudas por parte del Gobierno a los jóvenes que no consiguen encontrar trabajo. Al finalizar se produjeron nuevos altercados y cargas. La protesta se ha saldado, por ahora, con 12 detenidos, según fuentes policiales.