La Generalitat propone conectar el AVE con el aeropuerto de Girona

El proyecto presentado por el Gobierno catalán, con un coste de 13 millones de euros, enlazaría el aerodromo con Barcelona en 30 minutos

En un momento en que no dejan de anunciarse malas noticias sobre el aeropuerto gerundense de Vilobí d'Onyar -la eliminación de 18 rutas por parte de Ryanair y la pérdida de un 30% de usuarios desde-, la Generalitat ha propuesto conectar el aeródromo de Girona con la alta velocidad hasta Barcelona, una reclamación que venían haciendo empresarios y representantes del sector turístico de la provincia. El director general de Transportes y Movilidad, Ricard Font, ha presentado hoy en Girona las líneas generales del plan del Gobierno catalán, que en todo caso habrá de consensuar con el Ministerio de Fomento y Adif.

La Generalitat ha optado en el proyecto por aprovechar el corredor de alta velocidad que ha construido Adif para conectar Barcelona con la frontera francesa, de forma que la llegada de la alta velocidad a Vilobí solo precise de una estación nueva y de la apertura de viales ya existentes.

Más información
Ryanair cancelará 18 destinos desde el aeropuerto de Girona

El proyecto propone construir una estación a unos dos kilómetros del aeropuerto, que quedaría conectada mediante autobuses lanzadera. La estación se construiría en el actual espacio para adelantamiento y estacionamiento de trenes (Paet) de la línea de alta velocidad, a la altura de Vilobí d'Onyar. Según Font, el trayecto entre Vilobí y Barcelona durará unos 37 minutos, frente a los 78 minutos que se tarda ahora en autobús.

El edificio que contempla el proyecto ocuparía unos 600 metros cuadrados, y en sus inmediaciones se construiría un gran aparcamiento con capacidad para 200 vehículos. La Generalitat calcula que el proyecto inicial tendrá un coste de unos nueve millones de euros, al que habría que añadir en una segunda fase unos 4,2 millones más para doblar la superficie de la terminal y el aparcamiento, y construir un nuevo vial.

Font no ha especificado cómo se financiará la nueva estación, aunque ha dicho que se dará paso a empresas privadas en el proyecto. La conexión entre Girona y Barcelona se hará con trenes Avant, que son los que Renfe utiliza para las rutas de alta velocidad y media distancia.

Luz verde al desdoblamiento de la N-II

El Consejo de Ministros ha autorizado hoy al Ministerio de Fomento a licitar las obras del desdoblamiento de la carretera N-II, entre Caldes de Malavella y Sils, un tramo que formará parte de la Autovía del Nordeste (A2) y que estaba paralizado desde hace dos años. El presupuesto para las obras es de 33 millones de euros, informa Efe.

Entre los trabajos que se llevarán a cabo está el desdoblamiento de la calzada existente, la preparación de la autovía para la futura ampliación a tres carriles y la construcción del enlace de Les Mallorquines, con la carretera GI-555, y del enlace de Caldes con la carretera GI-673.

La obra contempla, en el tronco de la autovía, dos calzadas de siete metros de ancho, en las que se alojarán dos carriles de circulación de 3,50 metros, arcenes exteriores de 2,25 metros e interiores de entre 1 y 1,5 metros.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS