Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gobierno y PP se enzarzan por la liberación de Troitiño

Rubalcaba acusa a Ana Mato de hacer declaraciones "de otro sistema político".- La secretaria de organización asegura que la Audiencia ha cambiado su criterio "por el clamor popular".- Trillo amenaza con exigir responsabilidades

La excarcelación del etarra Antonio Troitiño, decidida y revocada por la Audiencia Nacional en una semana, ha provocado un nuevo enfrentamiento entre el Gobierno y el Partido Popular. El principal partido de la oposición ha amenazado esta mañana por boca de su portavoz de Justicia en el Congreso, Federico Trillo, con exigir responsabilidades si el histórico miembro del comando Madrid no es apresado y encarcelado de nuevo. Por su parte, la secretaria de organización, Ana Mato, ha asegurado en una entrevista que la rectificación del tribunal responde a "la indignación generalizada" que generó la decisión.

A ambos les ha respondido el vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, quien ha recordado que "cuando un ciudadano no está inmerso en un proceso judicial la policía no puede vigilarlo". El vicepresidente ha explicado que Troitiño era libre por una decisión judicial, por lo que podía ir a donde él quisiera quería.

Rubalcaba ha acusado además a Ana Mato de hacer unas declaraciones "de otro sistema político" y ha conminado a los políticos a "respetar el Estado de derecho".

El terrorista fue puesto en libertad el pasado día 13 al ordenarlo así la Audiencia Nacional al aplicarle una sentencia de Tribunal Constitucional sobre el cómputo de penas. Ayer, el mismo tribunal se autocorrigió y ordenó su inmediato ingreso en prisión, así como su búsqueda y captura.

"Desde el PP esperamos que se anuncie de inmediato la captura y el reingreso en prisión de Troitiño", ha subrayado Trillo, antes de recalcar que ya la semana pasada, al conocer la decisión de la Audiencia, exigió al Gobierno que le sometiera a una vigilancia policial "constante" para evitar que se fugara.

El diputado de PP ha dicho que ahora que se ha rectificado la "errónea" decisión de poner al etarra en libertad, espera que las fuerzas de seguridad del Estado "actúen cuanto antes" porque, de lo contrario, "habrá que exigir graves responsabilidades".

Otros casos similares

El de Troitiño no es el único caso en el que un etarra ha desaparecido tras ser citado para comparecer ante la Justicia.

Ángel Alcalde. HB logró dos escaños en las elecciones generales de 1989. El 20 de noviembre, un día antes de la investidura, dos ultraderechistas asesinaron a Josu Muguruza. Su escaño le correspondió a Ángel Alcalde, en prisión desde agosto de 1988 por pertenencia a ETA. Iba a ser juzgado el 13 de febrero, pero el Tribunal Supremo lo dejó libre el 1 de diciembre. El Congreso le retiró semanas después la inmunidad, y el Supremo ordenó su ingreso en prisión, pero Alcalde ya había huido. El entonces ministro del Interior, José Luis Corcuera (PSOE), criticó con dureza al tribunal. Alcalde participó en 1991 en un mitin en San Sebastián. Volvió a hacerlo en 2003, pero la causa ya había prescrito. Fue detenido por enaltecimiento del terrorismo ese año, y condenado a 18 meses de cárcel; salió en libertad en febrero de 2006.

José Urrutikoetxea (Josu Ternera) . Detenido en enero de 1989 en Bayona (Francia), un día después de que ETA declarara la tregua que dio pie al proceso de Argel. Tenía 38 años. Era el jefe militar y político más sanguinario de la banda (el atentado de Hipercor en Barcelona, en 1987, causó 21 muertos; uno de sus autores fue Domingo Troitiño, hermano de Antonio). Pasó casi una década en prisión, en Francia y en España. En 1998, aún entre rejas, fue elegido diputado vasco. Excarcelado en 2000, en 2002 el Supremo le citó a declarar por un atentado con 11 muertos a la casa cuartel en Zaragoza en 1987. No acudió. El entonces vicepresidente, Mariano Rajoy, mostró su malestar con el tribunal por no actuar "con la diligencia debida". En 2006 participó en las negociaciones de paz.

Iñaki de Juana Chaos. Fue detenido en 1987 y condenado a 3.000 años de prisión por 25 asesinatos -entre ellos, el atentado de julio de 1986 con 12 muertos en Madrid, por el que fue condenado Antonio Troitiño-. En 2006, tras 18 años de prisión y a punto de ser excarcelado, fue procesado por dos artículos periodísticos. En noviembre fue condenado a 12 años por amenazas terroristas. Inició una huelga de hambre, y llegó a ser alimentado contra su voluntad. En enero de 2007, el Supremo rebajó la pena a tres años a petición de la fiscalía. Fue excarcelado en agosto de 2008, pero cuatro días después la Audiencia inició otra investigación por enaltecimiento de terrorismo. Huyó a Irlanda, donde fue detenido. Se perdió su rastro cuando estaba en libertad condicional a la espera de que se resolviera su extradición a España.