Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oficina del censo anula 38 altas irregulares en Finestrat

El candidato del Bloc denuncia empadronamientos fraudulentos ante las elecciones municipales

Finestrat ha recibido un nuevo varapalo de la Oficina del Censo Electoral (OCE). En una resolución del jueves pasado, el delegado provincial de la oficina anunció que "se han iniciado los procedimientos pertinentes para la retrotracción de 38 inscripciones indebidas" tras la denuncia presentada por el candidato del Bloc de la localidad, Miquel Climent, que había solicitado a la OCE la revisión de 86 empadronamientos.

Además, el organismo dependiente del Instituto Nacional de Estadística ha solicitado un "informe urgente la Ayuntamiento por fax para completar la documentación patronal generada como consecuencia de las 147 altas de los meses de diciembre de 2010 y enero de 2011". Es decir, ha decidido revisar de oficio todas las altas presentadas en el consistorio finestratense los dos últimos meses del plazo.

El pasado 9 de abril la OCE ya decidió dar de baja a 53 nuevos vecinos de las 76 revisiones que solicitó el PSPV porque, a pesar de su reciente empadronamiento, no residían en esta localidad, situada a apenas 10 kilómetros de Benidorm, donde el PP consiguió ganar las pasadas elecciones por 18 votos.

Climent sospecha que "algunas anulaciones pueden ser coincidentes con las denunciadas por los socialistas" y que entre septiembre, octubre y noviembre de 2010 se registraron más de 200 empadronamientos. El candidato de la formación nacionalista dijo que "esta segunda resolución confirma que no era un sospecha, sino la realidad de un intento de fraude del alcalde de Finestrat", que desde el verano pasado "se ha dedicado a organizar una campaña para manipular el censo electoral". Por eso pidió la dimisión del alcalde, Honorato Algado, del PP, al que le atribuye "un supuesto delito electoral y otro de prevaricación".

La mayoría de los nuevos supuestos residentes paga el impuesto de circulación de sus vehículos fuera de Finestrat y algunos incluso "viven y trabajan en Valencia". "Hubiera sido muy fácil para el Ayuntamiento conocer la realidad comprobando los consumos de agua y electricidad de las viviendas donde se ha empadronado la gente, pero es evidente que no les interesaba saberla", aseguró Climent. Algunas personas estaban incluso domiciliadas en casas de familiares del alcalde y de miembros de su ejecutiva local.

Finestrat es la única población de Alicante incluida entre los 19 municipios de la Comunidad Valenciana que, según la OCE, había sufrido "un incremento significativo y no justificado" del número de habitantes en los seis meses previos a la convocatoria de las elecciones.