Artur Mas pide afrontar con "esperanza" el "vía crucis" de recortes

El presidente de la Generalitat ha hecho hincapié en que el tijeretazo será temporal y durará mientras haya crisis

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha llamado hoy a afrontar con "esperanza" la oleada de recortes sociales que está impulsando su gobierno para recortar eldéficit y que ha calificado de "vía crucis". Mas, en un almuerzo coloquio organizado por el foro Barcelona Tribuna, ha intentado continuar su relato explicativo del porqué de unos recortes que amenazan con provocar grandes movilizaciones sociales en Cataluña. Además de intentar restar trascendencia a estos recortes, que afectarán especialmente la sanidad y la educación, Mas ha asegurado que en el pasado Cataluña ha afrontado momentos más difíciles y que ahora, como antes, "saldremos de ésta".

Ante un auditorio formado básicamente por empresarios, Artur Mas ha esgrimido los criterios de gestión de su gobierno para justificar todos los recortes previstos. Eso sí, ha asegurado que su objetivo sigue siendo mantener el estado del Bienestar. Hoy, a diferencia de días anteriores, el presidente catalán ha hecho mayor hincapié al hecho que estos recortes deben ser temporales y durar solo mientras haya crisis. "Al final de este túnel hay luz, hay vida, hay esperanza", ha recalcado.

Como ha venido haciendo los últimos días, a medida que se acercan las elecciones municipales, Mas ha puntualizado algunos de los recortes previstos para intentar tranquilizar a los usuarios de los servicios públicos. Por ejemplo, ha asegurado que en sanidad los recortes intentará hacerlos sin cerrar camas hospitalarias pese a que casi todos los planes de choque que están redactando todos los centros incluyen esta medida. Con todo, el presidente del Ejecutivo catalán ha asegurado que el sistema sanitario catalán está en la "vanguardia mundial" y que "es el más generoso de toda Europa". Basándose en esto, ha dicho que hay que pasar la tijera.

Donde no habrá mayores tijeretazos será en la industria farmacéutica. El presidente de la Generalitat ha asegurado que algunas de las reformas en marcha ya afectan a esta industria, con gran arraigo en Cataluña, y que no se la debe presionar más. Varias empresas farmacéuticas catalanas figuran entre los mayores donantes tradicionales de Convergència Democràtica (CDC) y su fundación, Catdem.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS