Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Garoña llega al Valle de Mena

Un empleado de la central nuclear, candidato a la alcaldía por el PP en el municipio burgalés - El PSOE, en el Gobierno, sostiene que es una "maniobra" de Nuclenor, empresa que gestiona Garoña

La central nuclear de Garoña ha entrado de lleno en la campaña política del Ayuntamiento del municipio burgalés de Valle de Mena, uno de los pocos bastiones socialistas de la zona, gobernada principalmente por el PP. Situado a tan solo 25 kilómetros en línea recta de Garoña, el Valle de Mena se ha opuesto en varias ocasiones a prorrogar la vida de la central, al contrario que otros municipios colindantes.

De hecho, en 2009 el consistorio aprobó una moción en contra de aumentar el periodo útil de Garoña y el martes, de nuevo, lo volvieron a solicitar en un pleno. Los seis concejales socialistas y el edil del Grupo Mixto votaron a favor, y los cuatro concejales populares, en contra. Ayer Garoña volvió a centrar el debate en el municipio. Y es que el PP nombró como candidato a la alcaldía del Valle de Mena a Pedro San Millán, un trabajador de la central nuclear que ha decidido entrar en política desde una posición independiente. De hecho, San Millán encabezó la lista de UGT en las elecciones al comité de empresa de Nuclenor, compañía que gestiona Garoña.

Fuentes municipales del PSOE interpretaron este movimiento como una estrategia de Nuclenor para mantener consistorios "dóciles" en el entorno y como una maniobra del PP para "avanzar posiciones" y "no tener oposición" ante una hipotética prórroga de la vida de la central.

El Valle de Mena se sitúa a 25 kilómetros de Garoña en línea recta. El radio de seguridad que se estableció en un principio tras la catástrofe de Fukushima (Japón) fue de 20 kilómetros, aunque posteriormente se amplió a 30.