Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL GOBIERNO RETOMA EL DIÁLOGO TRAS LA T-4

"Las reuniones deben ser secretas, hay voluntad de seguir"

ETA rompe tras el rechazo del PSOE al derecho a decidir

Tres meses después del atentado de Barajas, el Gobierno reanuda en secreto los contactos con ETA.

»29 de marzo de 2007. La reunión se celebra dos días después de que la policía detenga al etarra Juan Carlos Yurrebaso, que formaba parte del equipo de negociación. ETA "exige la liberación de Yurrebaso y garantías de seguridad para el futuro".

Gobierno: "No está en nuestras manos liberar al detenido. Esperamos que lo liberen. Después de Barajas, el proceso está roto y ahora hay que intentar retomarlo. ETA tiene que asegurar con una declaración que no hará más atentados. Batasuna debe cambiar los estatutos, y se comienza la mesa de partidos. Si se rompe ahora, no volverá a haber nuevas opciones durante años".

Reuniones entre el 18 y el 21 de mayo de 2007. Son dos mesas distintas, una política (dos miembros de Batasuna y dos del PSOE), y otra técnica (dos representantes del Gobierno, dos de ETA, dos del Sinn Féin, dos del Gobierno de Irlanda y uno del Gobierno de Noruega).

Gobierno: "El tema político corresponde a la reunión de partidos. Hay voluntad de reiniciar el proceso, debe mantenerse la tregua, las reuniones deben ser secretas. Por primera vez aceptamos reuniones paralelas de ETA y Gobierno y de los partidos. Sólo sobre esa base de carácter secreto es posible". El representante del Ejecutivo señala, según ETA, estos puntos básicos para situar el proceso:

- El bloqueo se ha producido porque ETA ha querido atar al Gobierno hacia un final político del proceso determinado. Eso debe dirimirse en las urnas.

- La vía política avanzará si avanza la técnica

- No se puede parar a jueces ante actuaciones de violencia.

- La situación política no permite un pacto de Estado con la oposición. Que el Gobierno salga reforzado en las elecciones generales es imprescindible para implementar el proceso.

ETA replica: "Decretamos el alto el fuego pero el Gobierno ha incumplido, lo que ha obligado a ETA a responder tras denunciar la gravedad de la situación mediante cartas a Zapatero, en la mesa de negociación y públicamente. Barajas fue la respuesta a los incumplimientos del Gobierno, pero tras Barajas el proceso continúa. Si se respeta el acuerdo firmado, ETA mantendrá el alto el fuego. Se deben reunir Batasuna y PSOE en busca de acuerdo político".

Gobierno: "ETA debe renovar el compromiso del alto el fuego ante los observadores internacionales".

ETA. "Mantenemos el alto el fuego si se cierra el acuerdo político".

El Gobierno señala que "si no hay delitos de sangre se pueden tomar medidas procesales- penitenciarias para un régimen de libertad o similares, acercamiento de presos, con delitos de sangre solo accederán a la libertad tras el desarme de ETA; y los indultos llegarían al final del proceso", según ETA.

ETA: "Lo dicho por el Gobierno no es un proceso de paz sino una declaración de guerra. El Gobierno no desmonta su maquinaria de guerra".

ETA se compromete a "no abastecimiento, no acciones contra personas ni bienes públicos ni privados, no respuesta armada durante el proceso y a desactivar su estructura si se llegan a objetivos políticos y técnicos".

Gobierno: "No firmaremos acuerdos políticos sin acuerdos técnicos. No podemos presentar nada por escrito porque eso nos lleva al desastre y además está ETA diciendo o acordamos ahora o pone una bomba".

ETA: "El Gobierno no ha propuesto nada. No hemos amenazado con bombas, eso son fantasías. No hemos pedido repetir elecciones en Navarra, ni parar todos los juicios. Lo que hemos dicho es que el proceso no puede sobrevivir con la dinámica represiva".

Gobierno: "Se ha roto la confianza. ETA piensa que un gobierno europeo no tiene voluntad, cuando se juega el tumbar o hundir a un partido y a un gobierno. Ha habido una descompensación de reuniones, más de 200 Batasuna-PSE y menos en el otro carril".

ETA: "El Gobierno no ha aportado nada. Lo hacen para ganar tiempo. Sólo aceptamos propuestas sustanciales y por escrito. Aceptamos que Batasuna se reúna para el acuerdo político pero ETA no se reunirá porque no se cumplen los mínimos necesarios. Que se firme el acuerdo político ante instancias internacionales. Si hay acuerdo entre Batasuna y PSOE, ETA entenderá que se dan las condiciones. Hacemos la petición de que ETA hable directamente con GORBURU (Zapatero). Si en la próxima reunión el PSOE no cierra el acuerdo político, daremos por roto el proceso".

No hubo ningún acuerdo político. ETA hace el siguiente resumen de esa reunión:

"Se ha propuesto Estatuto de Autonomía para las cuatro provincias de Navarra y Euskadi con derecho a decidir. Rechazado por el PSOE. Ante la negativa, Batasuna propone que el PSOE se comprometa a reconocer derecho de autodeterminación y un referéndum para que se decida si se quiere estatuto a cuatro, la reforma de la Constitución y derogar la Ley de Partidos. El PSOE dice que no y pone en la mesa el acuerdo de Loyola [que vincula todos los avances en relación a un único órgano institucional de las cuatro provincias al acuerdo con Navarra y al sometimiento a las leyes vigentes].

ETA concluye: "Se ha llegado a un punto de ruptura del proceso de negociación al no haber acuerdo político. La única posibilidad es esa. El PSOE está dando una negativa redonda a esa posibilidad, por lo tanto, el quehacer de la izquierda abertzale es activar todos los mecanismos de presión e incidir en nuestra línea política desde el punto de vista de la ofensiva".

El 5 de junio de 2007, ETA comunica que rompe el alto el fuego aunque lo ha hecho cinco meses y algunos días antes con un coche bomba que mata a dos personas en la T-4 de Barajas.