Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta Electoral ratifica su control sobre las televisiones privadas en campaña

En lugar de aplicar el criterio informativo, las teles aplicarán el de los resultados de anteriores elecciones

La Junta Electoral ha ratificado su control sobre la información electoral de las televisiones privadas en una instrucción aprobada hoy y que se publicará en el BOE. La instrucción aplica la reforma de la ley electoral pactada por el PSOE y el PP, según la cual las televisiones privadas están sometidas también a criterios de proporcionalidad en la información de las campañas electorales. En lugar de aplicar el criterio informativo, se aplicará el de los resultados de anteriores procesos electorales y el control de su cumplimiento estará en manos de la Junta Electoral.

La instrucción matiza ligeramente la propuesta de los dos principales partidos. Así, PSOE y PP pretendían que dijera que "el tratamiento deberá responder de forma prevalente a los resultados obtenidos por cada formación en las últimas elecciones equivalentes" y la instrucción asegura que "su tratamiento deberá atender preferentemente" a ese mismo criterio.

Hay también una mención al artículo 20 de la Constitución que habla de la libertad de expresión, pero se incluye la prohibición expresa de que las candidaturas nuevas tengan más cobertura que las que ya han comparecido. Por ejemplo, si en estas elecciones municipales y autonómicas una televisión privada no podría dedicar libremente más tiempo a una candidatura nueva como, por ejemplo, UPyD.

Ni visitas de obras ni bolis con fotos

La Junta Electoral endurece los criterios que pretendían establecer PSOE y PP sobre las precampañas y los actos de las autoridades durante la campaña. Así, los dos partidos pactaron que fuera posible visitar obras, aunque no inaugurarlas y la Junta Electoral niega esta posibilidad. Lo hace a instancias de PNV y CiU, que rechazaban el acuerdo de los dos grandes partidos para dar una interpretación amplia de la imposibilidad de hacer precampaña.

Desde hoy, que se han convocado las elecciones, hasta el inicio de la campaña oficial, 15 días antes de los comicios, no podrá haber carteles de los candidatos. PSOE y PP sortean esa prohibición que pactaron ellos mismos permitiendo que esos carteles hagan referencia a actos concretos de los partidos.

La Junta Electoral ha limitado ligeramente la pretensión de PSOE y PP al eliminar como actuación permitida la posibilidad de repartir llaveros, bolígrafos, chapas o productos similares que incluyan el nombre o la fotografía de los candidatos o la denominación o siglas de las formaciones políticas. Tampoco se permitirá la exhibición de carteles que contengan esas imágenes o símbolos en el exterior de un domicilio privado.