Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Blanco: "En Libia no hay foto de las Azores"

El vicesecretario general del PSOE defiende la participación de España en la coalición internacional

El Gobierno ha salido hoy al unísono para atajar los intentos de los medios de comunicación de la derecha de equiparar la intervención aliada en Libia -bajo los auspicios de la OTAN y de la mayoría de la comunidad internacional- con la guerra de Irak de 2003, en la que el Ejecutivo de José María Aznar implicó a España sin el paraguas de Naciones Unidas y con la inmensa mayoría de la población española en contra de dicha intervención.

El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, ha defendido hoy la participación de España en la coalición internacional para frenar la represión de Gadafi en Libia. "Aquí no hay foto de las Azores, sino una resolución de la ONU, ni hay mentiras, sino violación masiva de los derechos humanos", ha afirmado el número dos socialista en contraposición a la participación española en la guerra de Irak durante el mandato de José María Aznar. Blanco ha participado en la clausura de la convención municipal del PSOE de Andalucía que se ha celebrado en Málaga. El también ministro de Fomento ha afirmado que España "trabaja no para iniciar una guerra sino para acabar con ella".

Blanco también se ha referido a la crisis nuclear en Japón y ha asegurado que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, siempre ha mantenido su apuesta por las energías renovables. "El Gobierno del PSOE nunca pondrá un nueva central nuclear", ha dicho Blanco, quien ha pedido al líder del PP, Mariano Rajoy, que "dé la cara y se defina". En su opinión, Rajoy está "incómodo" en este debate, porque apuesta por la energía nuclear y se opone al cierre de la central de Garoña. "Voy a ser como una gota malaya y en todos los actos le voy a exigir claridad a Rajoy", ha enfatizado.

El ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, por su lado, ha criticado hoy el "paralelismo" que "alguna prensa quiere hacer" entre la intervención en Libia y la invasión de Irak, y ha asegurado que las diferencias entre ambos casos son "enormes". Jáuregui ha hecho estas declaraciones a los medios de comunicación hoy en Castellón, donde ha asistido a un acto de apoyo a las candidaturas socialistas en esta provincia.

El ministro se ha referido a la acción en Libia como "un acontecimiento capital" para luego defender que la actuación del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha sido la de "no permitir una intervención sin el apoyo de la comunidad internacional". En ese sentido, ha destacado que las diferencias entre la invasión de Irak y la intervención en Libia son "enormes" porque "por primera vez la comunidad internacional está de acuerdo" y "ha decidido intervenir para resolver el conflicto de un dictador que machaca derechos humanos y población civil".

La comunidad internacional, ha añadido, ha "autorizado una intervención que garantice una democracia digna para estos ciudadanos". En cuanto a la guerra de Irak, Jáuregui ha explicado que, en aquella ocasión, "sólo estaban de acuerdo los americanos, los ingleses y el PP, sin la presencia del mundo árabe", que provocó "una auténtica división internacional y el agravio del mundo árabe contra el mundo occidental". Para el ministro, "por primera vez en la historia", la comunidad internacional tiene la "capacidad de intervenir y responder con el permiso de naciones unidas".

También la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, ha subrayado que la acción aliada cuenta con una gran "legitimidad internacional" para lanzar un mensaje claro y potente a Gadafi "para que deje de utilizar la violencia contra su población". Además, Jiménez ha resaltado el hecho de que la coalición no solo está formada por países de la OTAN, sino también por algunos "que proceden del mundo árabe".

"La ley de Defensa permite que ante una situación de urgencia se pueda actuar y luego pedir la convalidación al Congreso", ha explicado la titular de Exteriores, antes de participar en un acto público en Palencia, en el que ha recordado que previamente el Ejecutivo ha hablado con los grupos. En cuanto a la duración de la intervención, Jiménez ha señalado que "son operaciones que van a ir en todo momento actuando en función de las necesidades y de cuáles son las circunstancias que se vayan desarrollado". En este sentido, ha añadido que "no es una estimación en ningún caso a largo plazo".