Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Laporta abandona Solidaritat para ir con ERC en Barcelona

Portabella ofrece al diputado "un lugar destacado en las listas"

Siete meses le bastan a Joan Laporta para crear, consolidar y dividir una coalición. El expresidente del Barça abandonó ayer Solidaritat Catalana per la Independència (SI), una amalgama de partidos minoritarios que logró, bajo su liderazgo, cuatro diputados en el Parlament. Sus discrepancias con los diputados Alfons López Tena y Uriel Bertran han acabado por dividir una coalición a la que se abre un futuro incierto. Sin pretenderlo, Esquerra (ERC) ha provocado la crisis. Jordi Portabella, candidato de ERC en Barcelona, propuso una candidatura unitaria al gusto de Laporta, pero que rechazan López Tena y Bertran.

Tras días de tira y afloja, ayer se rompió la cuerda. Todos los integrantes de la coalición SI estaban convocados a una comida para convencer a Laporta de seguir en la coalición para las municipales y rechazar el pacto con ERC. El líder ni se presentó: en un comunicado, se cobijó en Democràcia Catalana, la formación que creó para entrar en política, para pedir "una gran coalición" independentista y anunciar que no renovaba el pacto electoral con Solidaritat. Portabella, con quien ha mantenido varias reuniones en paralelo a las que tenía SI con ERC, le ofreció un lugar destacado" en las listas. El pacto no está cerrado, pero Laporta podría ir de número 2. "Se presentó en política con la idea de sumar, hacer país y no partido", argumentaron fuentes cercanas al expresidente azulgrana.

Compuestos y sin líder, los cinco representantes de las formaciones que integran SI comieron sin Laporta. Era un acto rodeado de gran expectación pero que carecía de sentido sin el líder de la coalición, que debía ser el protagonista de la reunión. Bertran, que había anunciado el encuentro el martes, se desmintió a sí mismo y aseguró que la comida servía para reeditar la coalición, un pacto que ya se había presentado el miércoles. El diputado negó que SI pierda tirón sin Laporta. Recurriendo a una frase célebre del expresidente del Barça ("¡Al loro, que no estamos tan mal"!), Bertran aseguró que SI es "fuerte", mientras Laporta "abandona el proyecto independentista".

La viabilidad de SI es una incógnita tras la marcha de Laporta: la coalición nació y creció bajo su liderazgo, y ahora debe resistir con el empuje de partidos minoritarios que siempre han fracasado en las elecciones. El martes, la coalición decidirá su futuro en el Parlament. Fuentes cercanas al expresidente del Barça aseguraron que éste no renunciará a su escaño y seguirá en política. Otra cosa es la difícil supervivencia del grupo, que se augura cuando menos complicada. López Tena y Bertran se negaron a comentar si expulsarán a Laporta del grupo.