Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detienen en Francia a cuatro presuntos dirigentes de Segi

Una política francesa alojó a varios de los arrestados.- El juez Grande-Marlaska considera a uno de los arrestados el "máximo dirigente" de la organización

La Policía Judicial francesa, en colaboración con la Policía Nacional, ha detenido esta tarde en Saint Jean de Pied de Port (Francia) a dos presuntos dirigentes de Segi, Aitzibert Plazaola Otegi y Beñat Lizeaga Urkidi. Estos arrestos se suman a los de Bergoi Madernaz y Aiala Zaldibar, también presuntos miembros de la organización juvenil ilegalizada, efectuados esta mañana en la localidad vascofrancesa de Bayona.

La política francesa Alice Leiciaguechar, cargo electo del Cosejo Regional de Aquitania, ha admitido haber alojado a varios de los detenidos.

Los cuatro jóvenes estaban huídos desde octubre, cuando la Policía Nacional llevó a cabo una operación contra Segi. El juez de la Audiencia Nacional, Fernando Grande-Marlaska, que dirigió la citada operación, considera a Lizeaga su máximo responsable en la comarca guipuzcoana de Urola Kosta y a Plazaola una "dinamizadora nacional" de esa organización. En sus autos, el magistrado, también indica que Plazaola es dirigente del sindicato juvenil Ikasle Abertzaleak y que "actúa como comisaria política para alcanzar los objetivos fijados por Segi en el ámbito universitario, considerado por ETA clave a los fines de la captación de nuevos militantes".

Grande-Marlaska considera a Madernaz y Zaldibar, los dos primeros detenidos, como el máximo dirigente y la "mando intermedio" de la estructura de Segi en Alava, respectivamente.

Sobre los cuatro pesaba desde octubre una orden europea de detención, que en el caso de Aiala Zaldibar ya había llevado a su arresto en Bayona el pasado 18 de enero. La joven, que estaba a la espera de que un Tribunal de Casación se pronunciara sobre un recurso, había dejado, sin embargo, de cumplir con la obligación de presentarse ante la Justicia gala que se le había impuesto como medida cautelar, por lo que ha sido detenida de nuevo.

Madernaz, Zaldibar, Lizeaga y Plazaloa son cuatro de los ocho presuntos miembros de Segi, todos ellos huidos de la operación de octubre, que la semana pasada se encerraron en un polideportivo de la localidad gala de Ispoure para protestar contra las euroórdenes dictadas contra ellos.

Los otros cuatro son Jacinto y Xalbador Ramírez Cruz, Endika Pérez Gómez e Irati Tobar Eguskiza.

Más información

  • El juez Grande-Marlaska considera a uno de los arrestados el "máximo dirigente" de la organización