Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urkullu está preocupado ante una eventual escisión de la banda

El presidente del PNV, Íñigo Urkullu, se mostró ayer preocupado ante una posible escisión de la banda terrorista ETA, porque a pesar de declarar una tregua en su último comunicado, todavía no ha transferido a la izquierda abertzale el "protagonismo" en el "ejercicio de la política". El presidente de la formación nacionalista se apoyó en una de las frases del último comunicado de ETA para mantener sus sospechas: "ETA no cejará en su esfuerzo y lucha por impulsar y llevar a término el proceso democrático, hasta alcanzar una verdadera situación democrática en Euskal Herria".

Asimismo, Urkullu reiteró que considera un "juego peligroso" establecer una "relación causa efecto" entre la legalización de Sortu y la paz. En ese momento recordó que Batasuna y algunos de sus herederos fueron legales hasta hace siete años, y sin embargo "no hemos vivido un escenario de ausencia de violencia que pudiera conducirnos a una paz definitiva". Urkullu cree que si no se legaliza ese mundo pueden haber riesgos o tentaciones de involución.