Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El polo soberanista pulsará el nivel de apuesta política de los presos de ETA

Los colectivos del Acuerdo de Gernika definen una delegación para los contactos

San Sebastián / Madrid

Los partidos y colectivos firmantes del Acuerdo de Gernika quieren conocer el grado de implicación directa del colectivo de presos de ETA con la nueva situación política, creada principalmente a raíz de la apuesta de Sortu. Según confirmaron ayer sus portavoces, durante una rueda de prensa en San Sebastián, pretenden reunirse con los interlocutores del colectivo de presos de ETA para facilitar su "participación activa" y su "colaboración" en "el camino de la paz". A partir de ahora, esta delegación cursará las peticiones correspondientes a Instituciones Penitenciarias para conocer las posibilidades de plasmar estos contactos con los presos.

Desde estas posiciones siempre se ha entendido que la respuesta de los presos de la banda terrorista se antoja determinante en la futura apuesta por la paz. Durante los últimos meses, de hecho, se vienen conociendo diferentes pronunciamientos de etarras desde cárceles españolas a favor del final de la violencia, mientras se asiste a significativos acercamientos hacia prisiones de Euskadi de representantes de este sector.

La secretaria general del LAB, Ainhoa Etxaide, el portavoz de Alternatiba, Oskar Matute, y la representante de Gazte Abertzaleak —las juventudes de EA— Maider Karrera conforman la delegación designada por el Acuerdo de Gernika para tratar directamente con el denominado Colectivo de Presos y Presas Políticas Vascas (EPPK), grupo que ya había solicitado el contacto con los citados partidos.

En el acto de ayer, Matute dijo que la "aportación" que puedan hacer los reclusos de ETA "es de gran importancia", por lo que ha valorado la posibilidad de que este grupo pueda firmar también el Acuerdo de Gernika, en el que se solicitaba a la banda terrorista un alto el fuego y también cambios en la política penitenciaria. El dirigente de Alternatiba, además, reclamó a los gobiernos español y francés que "no pongan trabas" a las reuniones, que se pedirán en los próximos días. "Vemos necesaria la colaboración de los presos para que el camino de la paz y las soluciones democráticas sigan su curso. Es así como se ha actuado en los casos de otros conflictos políticos como Irlanda, Suráfrica y Palestina", añadió.

En el transcurso de su exposición, Matute recordó que el Acuerdo de Gernika reclama la excarcelación de los reclusos con enfermedades graves e incurables y la de quienes consideran que han cumplido los requisitos legales para salir de la cárcel, al tiempo que entiende que el "proceso" debe llevar a "una amnistía real beneficiosa para la sociedad en su conjunto".

[El juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez retiró ayer la palabra al presunto etarra Ibai Beobide, juzgado por colocar en 2008 un artefacto en la sede del PSOE del barrio bilbaíno de la Peña, por afirmar que la Audiencia Nacional es "una herramienta del Estado para proteger la tortura", dice Efe. A su vez, la Fiscalía pide 6.000 euros de multa al abogado de la familia de Jon Anza, Jon Enparantza, por acusar a las fuerzas de seguridad de ser responsables de la muerte del etarra.]