Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Goya pierden 300.000 espectadores

En 2010 la gala fue seguida por más de 4,6 millones de personas.- Pese a la bajada, es el programa más visto del domingo, con un 25,4% de cuota

Se presumía que la retransmisión de los Goya 2011 podría volver a romper récords de audiencia como ya lo hizo el año pasado, cuando fue seguida por 4.656.000 de personas. Sin embargo, la gala de anoche perdió más de 300.000 espectadores y se quedó en 4.340.000, según datos de audiencia de Kantar Media facilitados Barlovento Comunicación.

La gala estaba rodeada de morbo por el distanciamiento entre el presidente saliente de la Academia del Cine, Alex de la Iglesia con la ministra de Cultura, Angeles González-Sinde, por la ley antidescargas. También se especulaba que algún miembro del colectivo de internautas Anonymous, que protestaba contra el texto, pudiera colarse en el Teatro Real. Pero ni éstos hechos ni el buen hacer del conductor, Andreu Buenafuente, fueron factores suficientes para repetir o superar los buenos datos de audiencia que obtuvo la gala el pasado año.

Frente al 26,4% de cuota de pantalla que logró la retransmisión del evento el año pasado, anoche logró un 25,4%, aunque se mantuvo como el programa más visto del domingo, con 13,7 puntos más que la segunda opción en su misma franja de emisión, según RTVE. En total, 4.340.000 personas siguieron por La 1 de TVE el triunfo de la película catalana Pa negre, que se llevó nueve goyas; el quinto galardón para Javier Bardem, que se lo dedicó a su mujer, Penélope Cruz, y a su hijo, y la memorable actuación de Luis Tosar.

El minuto de oro se registró a las 23.31 horas, cuando 5.274.000 personas seguían en sus pantallas la entrega de los premios, con una cuota media de pantalla del 26,6%. La emisión fue seguida en algún momento por 13.943.000 espectadores. El año pasado, la emisión de la ceremonia logró superar por primera vez los cuatro millones de espectadores, al ganar 1,2 millones respecto a 2009.