Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar reclama la reforma del modelo autonómico "para seguir en el euro"

"España no puede competir en el mundo con 17 comunidades que quieren ser 'miniestados'", reitera el ex presidente en la FAES

"Si no se resuelven los problemas del Estado autonómico[...], tendremos dificultades para seguir en el euro", ha advertido el ex presidente del Gobierno José María Aznar en la FAES, el vivero de ideas del PP. En un acto junto a la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, el dirigente se ha referido, por tercera vez en un mes, al modelo autonómico.

Aznar ha defendido la reforma del modelo para resolver los problemas que tienen las comunidades, una propuesta a la que se ha sumado De Cospedal, quien ha exigido una modificación "racional" ante el excesivo gasto en el que han incurrido las administracines, que han confundido "lujo con necesidad".

España, ha aseverado Aznar, no puede mostrarse al exterior como "un territorio fragmentado, enfrentado, inseguro y escasamente previsible", consecuencia de convertir "la diversidad territorial" en un "viaje hacia ninguna parte".

Ha recordado que el modelo del Estado nace de la Constitución y, por tanto, "no puede quedar a merced del aventurerismo político de mayorías pasajeras" y debe evitar "nostalgias premodernas por fórmulas confederales", ya que ninguna de las planteadas ha arrojado las ventajas por las que abogaban.

Una intención que el ex presidente ha atribuido a los nacionalismos independentistas y a la izquierda por su interés en el "desbordamiento de la Constitución".

Todavía hoy hay "quien sigue patrocinando un destructivo juego" entre administraciones central y autonómicas, que más que beneficiar, perjudica, y "quienes trabajan a favor de un Estado residual" por considerar que es "el único deseable".

Frente a esas propuestas "temerarias", Aznar ha defendido la Constitución como marco de configuración del modelo de Estado y ha apostado por afrontar la reforma bajo el paraguas de la Carta Magna. Con la reforma se garantizaría el Estado de bienestar, se estimularía la competencia institucional entre territorios y se aprovecharían "las economías de escala" para competir con éxito en el exterior. Unos objetivos que, a su juicio, nunca será viables con comunidades autónomas "aspirando a convertirse en mini-Estados".

Más información

  • "España no puede competir en el mundo con 17 comunidades que quieren ser 'miniestados'", reitera el ex presidente en la FAES