Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educació facilita el acceso de los hijos de ex alumnos a la misma escuela

El nuevo criterio se aplicará en caso de empate con otros estudiantes

La preinscripción escolar empieza en Cataluña a final de febrero con una novedad: Los alumnos que hayan tenido el padre, la madre, los tutores o los hermanos en una escuela tendrán cinco puntos adicionales para entrar. El Gobierno catalán ha aprobado hoy esta medida, que se aplicará solo en el caso de que los alumnos acaben empatados en puntos por los otros criterios para acceder a un centro. La preinscripción será entre el 14 y el 25 de febrero.

Se mantienen el resto de criterios que otorgan puntos para entrar en un centro. 40 puntos cuando el alumno que quiere ingresar en una escuela tiene hermanos o hermanas escolarizados en él o padres que trabajan en el mismo. Si el domicilio familiar está en el área de influencia del centro se obtienen 30 puntos, que se reducen a 20 si, en vez del domicilio, se tiene en cuenta la cercanía de la escuela al lugar de trabajo de los cónyuges. En el caso de la ciudad de Barcelona se tienen 15 puntos si el domicilio habitual está en el distrito de la escuela pero no en el área de influencia. Si se acredita un grado de discapacidad del 33% o más, se tienen 10 puntos.

Existen dos criterios para desempates, que el nuevo Gobierno catalán ha decidido mantener: ser familia numerosa o monoparental, que en ambos casos otorgan 15 puntos. Las listas definitivas se harán públicas el 23 de marzo y el dos de mayo los admitidos. La matrícula, del seis al 10 de junio.