Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:

Algunas novedades y demasiadas condiciones

Los puntos clave del comunicado de la banda terrorista

La fórmula del alto el fuego permanente ya la ensayó ETA en la tregua anterior, la de marzo de 2006. La novedad de este comunicado está en su carácter "general y verificable por la comunidad internacional" así como en el "compromiso firme" de ETA "con un proceso definitivo y con el final de la confrontación armada".

El carácter "general" del alto el fuego significa el compromiso de ETA de cesar en cualquier tipo de violencia, incluidas la extorsión y la violencia callejera. La verificación de cese de la violencia por la comunidad internacional es una novedad que introdujeron los llamados mediadores internacionales en su petición de cese a ETA el pasado marzo. Pero esta fórmula no la acepta el Gobierno, como hoy ha reafirmado Alfredo Pérez Rubalcaba.

Pero lo más novedoso es la fórmula del compromiso firme "con un proceso de solución definitiva y con el final de la confrontación armada". Esta fórmula no la ha utilizado ETA en ninguna de sus treguas anteriores.

Sin embargo, esta novedad está empañada porque el compromiso de ETA con el cese de la violencia ni es irreversible ni tampoco es unilateral porque lo condiciona a que se cumplan una serie de objetivos políticos como el derecho a la autodeterminación y la territorialidad. Demasiadas condiciones como para que el comunicado pueda satisfacer las exigencias de los partidos democráticos.