Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

González: "No me quita el sueño que gane la derecha o la izquierda, sino que no sepan qué hacer con España"

El ex presidente del Gobierno señala en Málaga que las "malditas reformas necesarias" se debieron hacer "hace diez años"

El ex presidente del Gobierno Felipe González ha afirmado esta mañana en Málaga que no le "quita el sueño que gane la derecha o la izquierda" y ha asegurado que lo que le preocupa es que "no sepan qué hacer con España" y que la derecha gane sin una sola propuesta. González, que ha acudido a la capital malagueña a presentar a la candidata socialista a la alcaldía, María Gámez, ante el Foro Nueva Economía.

El antiguo líder del PSOE ha entrado de lleno a analizar la situación política que deja la crisis económica: "Las malditas reformas necesarias se debían haber hecho hace 10 años y la crisis no ha hecho más que poner de relieve ese retraso (...). La única vía de esperanza es tomarse en serio las reformas. Debemos reconocer que somos poco productivos y hay que vincular los salarios a la competitividad. Eso no es de derechas ni de izquierdas, es de sentido común", ha añadido.

El ex presidente ha matizado, no obstante, que la reforma "no será aceptable socialmente si no hay una reforma del sistema financiero global, con reglas claras y uniformes para todos". Respecto a la Unión Europea, González se ha lamentado de que esté espacio político esté en crisis "cuando más falta hace que esté unido", y reprochó que se haya afrontado la unión monetaria dejando de lado la unión económica y fiscal.

La sucesión de Zapatero

La ronda de preguntas ha permitido a González tocar otros temas de actualidad. Respecto a la incógnita sobre la sucesión de Zapatero, afirmó que "la responsabilidad de una persona que ejerce un liderazgo de no presentarse sólo depende de él, pero la de presentarse depende del funcionamiento democrático y orgánico del partido".

González ha definido a Alfredo Pérez Rubalcaba, supuestamente el político mejor situado para suceder a Zapatero en caso de que este renuncie a la reelección, como "un todoterreno de la política". Sin embargo, ha mostrado su asombro por que todas sus acciones se estudien en clave de sucesión: "Cuando María Teresa Fernández de la Vega era la vicepresidenta realizó 20 visitas al extranjero. Era lo normal. Ahora parece que Rubalcaba no se va a poder mover".

Respecto al expediente abierto en el partido al que fue su ministro de Interior Antoni Asunción por quejarse de un "pucherazo" en las primarias del Partido Socialista del País Valenciano, González se ha limitado a decir que no conoce los detalles: "supongo que tendrán una base para abrirlo. [Asunción] tiene la seguridad de tener vías de recurso interno, pero ha decidido acudir a los tribunales. Me parece bien", ha afirmado.