Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

CNN + dice adiós por su inviabilidad

El canal de 24 horas de noticias termina sus emisiones tras 11 años en antena - PRISA considera que el abultado nivel de pérdidas hacía insostenible la cadena

Esta medianoche terminan las emisiones de CNN + tras 11 años en antena. Fue la primera televisión privada que emitía información las 24 horas del día y su forma de hacer periodismo "rigurosa e independiente, consolidó una marca que alcanzó un equilibrio ideológico donde cabía todo el mundo", en palabras de uno de sus fundadores, Francisco Basterra. A crear esa marca también contribuyó una novedosa manera de comunicar y sus reconocidos espacios de debate.

El fin de esta aventura se produce después de que PRISA TV (del grupo editor de EL PAÍS) renunciara a producir el canal tras la fusión entre Telecinco y Cuatro . PRISA tenía la opción de alquilar un canal por un máximo de tres años. Al renunciar a ella la cadena será operada por su nuevo propietario, Telecinco, que ha confirmado que lo dedicará inicialmente al reality show Gran Hermano. El Grupo PRISA planea crear un nuevo canal global de noticias para nuevas plataformas.

CNN + supuso la alianza entre el principal grupo de comunicación de habla hispana, PRISA, y la cadena global de noticias de referencia, la CNN. "Fue una buena idea y ha demostrado una forma de hacer periodismo equilibrada en un momento en que no se hace mucho de esto para la cultura ciudadana. Con su cierre, la comunicación española pierde", señala Basterra.

Terminan 11 años en los que el canal pasó por distintos modelos de negocio pero no encontró nunca la viabilidad económica. CNN + nació en enero de 1999 como parte de la plataforma de televisión por satélite de Sogecable y desde el primer momento, según sus responsables, era deficitaria. En 2008 el canal pasó a ser difundido en abierto en TDT, lo que implicaba financiarse exclusivamente con los ingresos publicitarios. Para ello no era suficiente una audiencia que fue del 0,2% en 2008 y del 0,3% en 2009. Esto se tradujo, según explicó ayer un portavoz de PRISA TV, en "una pobre facturación publicitaria que llevó al canal a importantes pérdidas".

A comienzos de 2010 se introdujeron cambios relevantes en la programación, que pasó de la tradicional rueda de noticias a articularse en torno a una serie de grandes programas en la mañana, tarde y noche. Ello, unido al despliegue total de la TDT, se tradujo en un significativo ascenso de la audiencia (pasó de un 0,3% a un 0,6%) y en un incremento de la facturación, pero según el portavoz de PRISA TV, no fue suficiente para evitar que el canal vuelva a cerrar el año con fuertes pérdidas y "sin perspectivas de rentabilidad a medio plazo".

En los últimos tres años, desde que se emite en abierto, CNN+ acumula pérdidas superiores a los 40 millones y las proyecciones más favorables calculaban datos similares en los próximos tres años. "Desgraciadamente no estamos ante un problema de márgenes de explotación o de reducción de costes, sino de inviabilidad de la cadena, por más que deseáramos poder seguir prestando un servicio de calidad como el que venía realizando CNN+", manifestó el portavoz.

"La separación de Cuatro, cadena con la que CNN + ha compartido estructura y redacción, agravaría su situación. De hecho, en todo el mundo, este tipo de canales sobrevive con dificultad dentro de grandes estructuras televisivas públicas o privadas que operan varios canales y optimizan la explotación de todos ellos. El modelo no es sostenible en sí mismo y menos en un momento económico como el actual", añadió el portavoz. "Pero además, la profunda transformación que está en marcha en el mundo audiovisual cuestiona que, con un sistema tan costoso como la TDT y con un modelo tan irracional como el desplegado en España, sea esta la vía adecuada para desarrollar un canal de actualidad".

En PRISA TV señalan que lo que no es viable por el sistema actual puede serlo a través de una plataforma apoyada en las nuevas tecnologías, que permiten producir y distribuir los contenidos de forma menos costosa y respondiendo mejor a las preferencias de los usuarios en España y en el mercado global del español. "Es a eso a lo que vamos a dedicar nuestros esfuerzos, con el fin de explorar la posibilidad de poner en marcha un canal de actualidad con vocación global, apoyado en marcas de PRISA que son referencia internacional, como EL PAÍS, o en aquellas que ya tienen una fuerte presencia en el mercado del español". Para este proyecto, lo realizado en CNN + a lo largo de estos 11 años será una referencia de calidad y buen hacer profesional. "Ha sido un canal que, tal vez como ningún otro en España, ha seguido de cerca el pulso de los acontecimientos políticos, culturales y sociales de nuestro país. Sin ningún género de dudas, ha sido una ventana al mundo durante toda una década. Ese trabajo de calidad merece el reconocimiento de la empresa hacia los periodistas, el personal técnico, los colaboradores y todos los profesionales que lo han hecho posible, así como los espectadores y a los anunciantes que han apoyado este proyecto", añadió el portavoz de PRISA TV.

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) emitió ayer un comunicado en el que lamenta la pérdida de esta cadena, que representaba "un espacio para el debate, para el intercambio de ideas, para la reflexión y la formación de criterio". "La sociedad", añade, "queda más desamparada ante el poder y se debilita la democracia". La FAPE denunció que la profesión periodística ha perdido 3.496 empleos desde noviembre de 2008. El cierre de CNN + también ha provocado las protestas de los comités de empresa de Sogecable.

Los presentadores de los distintos programas se han ido despidiendo en antena uno tras otro en los últimos días. Así lo hizo Iñaki Gabilondo , Antonio San José o José María Calleja, entre otros, alabando todos el buen hacer de un equipo "con el que podría montarse ahora mismo otra televisión", añadió Basterra ayer. "No puede haber sensación de cierre porque algo se hiciera mal, se trata de condiciones económicas. Este canal fue necesario y dejará un hueco periodístico", concluyó.