Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez-Camacho pide a Mas que se olvide del concierto económico

La popular no aclara el sentido de su voto ni si facilitará la investidura del líder de CiU

Alicia Sánchez-Camacho, presidenta del Partido Popular, ha pedido este mediodía a Artur Mas que se olvide del soberanismo, del debate independetista y del concierto económico durante la reunión que ambos han mantenido en el Parlament para abrir puentes de diálogo y futuras colaboraciones. Sánchez-Camacho no ha aclarado el sentido de su voto ni si facilitará la investidura de Mas en la segunda votación al sostener que se debía primero escuchar el discurso de Mas. CiU aspira a que el PP se abstenga.

Todo apunta que los populares no torpedearán la investidura del convergente porque comparten la prioridad de la luchar contra la crisis. Y la música de sus programas económicos es casi idéntica: supresión del impuesto de sucesiones y donaciones; un paquete de ayudas a la pequeña y mediana empresa; la reducción de consejerías de 15 a 11 -Mas quiere que haya a lo sumo 12- y la celebración de un primer pleno extraordinario sobre la crisis. Sánchez-Camacho ha reclamado a Mas que impulse una Ley de Presupuestos con urgencia. "Haremos una oposición constructiva, firme y en defensa de la Cataluña constitucional que se siente española", ha afirmado.

Las reuniones son por orden de votos y esta tarde, Mas ha reunido con Joan Herrera, candidato ecosocialista. Herrera, que votará en contra de la investidura, ha insistido en que su formación no mirará "hacia otro lado" y ha asegurado que, tanto en el Congreso de los Diputados como en el Parlament, la coalición ecosocialista será "beligerante en todo lo que sean recortes sociales y la lógica de las privatizaciones". La coalición ICV-EUiA se muestra dispuesta a colaborar con CiU en impulsar el avance del autogobierno catalán durante la próxima legislatura.

Mas se reunió ayer con el PSC. Joaquim Nadal, que será presidente del grupo parlamentario del Partit dels Socialistes (PSC),se comprometió a llegar a acuerdos con Mas en los temas que más afecten a los catalanes. Aseguró que el PSC "hará una oposición exigente, dura, y rigurosa, pero al mismo tiempo constructiva". "Hay temas de país en los que podemos llegar a trabajar de forma conjunta. No seremos a CiU lo que el PP es al PSOE".