Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Karibu sana, Kenia

Karibu sana, Kenia

Pues si, como todos habéis acertado (yo soy pésimo planteando acertijos y vosotros/as sois doctores en geografía) acabo de llegar a Kenia. El país de los grandes parques nacionales, de los safaris, de los masais, de las 42 tribus diferentes, de los matatus y de los dohw swahili. El país más estable de África oriental y el que ha monopolizado el auge del turismo masivo en el continente negro. Un país al que nunca había venido precisamente por eso, porque me parecía muy turístico, pero con el que tenía una deuda pendiente que estoy ahora dispuesto a saldar.El lugar casi obligado de entrada a Kenia es Nairobi, la capital, donde está el principal aeropuerto internacional. Pero Nairobi no es una ciudad para quedarse. La mayoría de viajeros pasa aquí el tiempo justo de conexión con otros lugares más turísticos.Y es vedad que la ciudad tiene poco que ver. Sin embargo, es el centro comercial, financiero y cultural del país. Una ciudad moderna, caótica, con unos atascos en hora punta de órdago y con la eterna bipolaridad de las capitales africanas: dowtown de edificios de cristal y acero y extrarradios de chabolas de chapa metálica que se extienden hasta el infinito. Y una intensa vida nocturna. Acabo de volver del Westland, el barrio de clase media alta emergente donde están los pub y los bares más "cool" y doy fe de que allí a partir de las 11 se monta un ambientazo digno de verse. Los mismos keniatas dicen que Nairobi es para hacer negocios y Mombasa para divertirse. Mombasa, la capital de la costa, recibe el 60% del turismo extranjero. Para ellos es una especie de paraíso terrenal, donde el maná cae del cielo y la gente es perezosa y tranquila porque no hay que hacer mucho para sacar unos dólares. En las Tierras Altas sin embargo, el pescador tiene que salir al amanecer para tratar de pescar algo, porque una vez que el sol llegue a su cénit no pescará ni un chirrete. Luego se tiene que ir al mercado y tratar de venderlo y así con suerte, a la tarde, habrá logrado ganar un poco de dinero.La vida relajada e indolente de Mombasa alimenta el sueño de muchos keniatas por irse a vivir allí. Aunque ahora los dólares no caen de las palmeras, llegan en los bolsillos de los miles de turistas que arriban a la costa keniata cada año.Aunque quizá he sido muy tajante. Sí hay algo importante que ver en las afueras de Nairobi. Un lugar especial para mitómanos. Voy hacia allá. Mañana os lo cuento. Karibu sana, Kenia. Bienvenidos a Kenia

El centro de Nairobi, al atardecer

Comentarios

Imagino que ese lugar al que te encaminas no es otro que la casa-museo de Karen Blixen. Pese a estar en un entorno mucho mas prosaico de lo que cabria imaginar, es un lugar para dejar volar la imaginación y ver a la escritora relatando sus cuentos a la luz de las velas en el salón a Denys y Berkeley, mientras Farah les sirve una copa de vino. "Yo tuve una granja en Africa......"
Nunca se me hubiera ocurrido, Paco. ¡Es que, no dejás de sorprenderme, chango!
No son keniatas, sino Kenianos
No quiero ser "aguafiestas" entre tanto clamor a favor de Kenia.No puedo hablar del tema del "ambiente de movida" nocturna, playas y cosas semejantes porque fui a Africa central a ver paisajes, personas de esa parte del mundo y ... fauna salvaje. Y después de haber estado en Kenia me fui a Tanzania ... y amigos no hay color. Tarangire, Ngorongoro ... y sobre todo Serengueti.Madre mía, el Serengueti....En la zona norte de Tanzania, masais por todas partes. En solitario, en grupo reducido cuidando el ganado, miles en mercados masais....Si quereis naturaleza (paisajes, gentes, fauna ...) yo no lo dudaría.... TANZANIA es vuestro destino.Kwa herini.
¿Ya has visto jirafas?. ¡Muuuuuu'rápido!!.Yo recuerdo que pisé Nairobi 'muuuuuuu'rápido'. Venía de Mwanza (Lago Victoria) e iba a Arusha. ¡Y me fuí por Nairobi!.Un abrazo.
Debo reconocer que me das envidia. Me gustaría visitar Kenia, ver esa naturaleza. Siempre pienso que no voy a poder ir nunca. Necesito un mecenas !!
Acabo de volver de Kenia hace unos dias y me ha sorprendido tu segunda foto. Y es que estuve alojado en el hotel de esa esquina!! se llamaba Confort Hotel. No sé si habrás estado también tú en él o ha sido simple coincidencia de la foto.Disfruta ese país, que aunque turístico, es una maravilla.Saludos
MEMORIAS DE AFRICA ES PARA MITOMANOS. INTENA VER EL MUSEO DE CIENCIAS NATURALES O ALGO ASI, NO RECUERDO EL NOMBRE. SI PUEDES CENA EN EL TURISTICO CARNIVORE.BUEN VIAJE Y MUCHA ENVIDIA DE NO PODER ESTAR POR AQUELLAS TIERRAS
"Yo tenía una granja en África, al pie de las colinas de Ngong"
Que lo disfrutes!!!El optimismo es lo que nos mueve Paco!!!Te sigo leyendo.Saludos.
Muy interesante tú relato sobre el comienzo de la aventura keniata: mira que yo me creo optimista a rajatablas (en el sentido de ver todo bello!) pero tú me ganas con creces! Kenia entre tantas cosas, la asocio con el fotógrafo-aventurero Peter Beard, recuerdo el impacto que me produjo hace muchos años ver sus fotografías-collages, leer sus relatos y claro, sus mujeres africanas !
A mi me pasa igual, no he ido nunca por parecerme demaisado turístico. Pero luego las revistas piden muchas fotos de esos lugares.Seguro que tiene que ser increible en cuanto a naturaleza.
Jambo Paco.Disfruta Kenia, piérdete en el casco viejo de Mombasa, en su mercado, disfruta de las reservas naturales (a mí me gustó mucho Amboseli, visita obligada por que subí el Kili), visita a los Maasai, échate una cerveza en los 40 thieves de la playa de Diani beach (te encantará el bar, aunque puede haber muchos turistas y algún que otro lugareño), y si puedes para en algún pueblo de carretera....yo me ví un ManU-Chelsea en un bar en medio de ningún sitio y encontré a gente de lo más hospitalaria posible.Disfruta Kenia, es impresionante.PD: Yo estuve visitando a la ONG GAFFER y es impresionante ver a los chavales jugando al futbol.gaffer.org.uk/tags/kenyaUn abrazo.
¿Te vas a ver al hermano de Obama? Buen viaje. Esperamos tus crónicas.
¿El más turístico de África? Yo habría señalado a Egipto de donde, por cierto, acabo de volver. Ha sido mi 'bautismo' africano y los millones de turistas que allí había no han logrado quitarle un ápice de encanto.