Operativo policial contra el tráfico de drogas en Trinitat Vella

La policía ha indentificado a traficantes y toxicómanos y ha realizado registros

Los Mossos d'Esquadra han desplegado hoyun operativo contra el tráfico de drogas en el barrio de Trinitat Vella de Barcelona, donde la presencia de drogadictos y camellos ha generado numerosas quejas de los vecinos, que se han manifestado semanalmente desde julio pasado.

Agentes de seguridad ciudadana, de proximidad, del grupo regional de motos y del Área de Recursos Operativos (ARRO), así como la Guardia Urbana de Barcelona, se han desplegado esta tarde por la Via Barcino, la calle de Foradada y de la Mare de Déu de l'Orda, entre otras.

El intendente jefe de la comisaría de Sant Andreu, Xavier Porcuna, ha asegurado que a partir de este miércoles actuarán con más agentes en las zonas "percibidas como más inseguras por los vecinos", aunque ha puntualizado que los indicadores delincuenciales indican que la actividad delictiva es "baja". El dispositivo, que se ha centrado en identificar a traficantes y también a toxicómanos y realizar registros, además de evitar conductas de riesgo en la calle, especialmente que se consuman estupefacientes y se abandonen los utensilios, multando a los infractores.

Patrullaje e investigación

La policía catalana combinará en su nueva estrategia policial el patrullaje por las calles con la investigación de la venta de droga en pisos del barrio y el contacto con los vecinos y comerciantes. De hecho, en las últimas semanas han desarticulado cuatro puntos de venta de droga en viviendas del barrio, donde han detenido en total a 10 personas que ya han pasado a disposición judicial.

Desde la llegada de los Mossos d'Esquadra al barrio deTrinitat Vella, según Porcuna, han detenido a 55 pequeños traficantes. Según el intendente, en el barrio las drogas que más han decomisado son la heroína, el hachís y la cocaína. Los toxicómanos que se mueven por la zona son en general jóvenes, aunque de perfil muy diverso.

Protestas de los vecinos

Este conflicto, que lleva semanas abierto, ha provocado que la concejal del distrito deSant Andreu, Gemma Mumbrú, tome cartas en el asunto. Asegura que el barrio no tiene un conflicto general de drogas, sino que se concentra en algunos puntos y el consumo se mantiene estable, y anuncia acciones para mejorar la situación, como fomentar las actividades vecinales en la calle.

En la zona está previsto instalar dos cámaras de videovigilancia a principios del 2011 para disuadir a los traficantes. El presidente de la Asociación de Vecinos de Trinitat Vella, Lluís Quero, ha defendido que "ya tocaba" una redada, ya que la policía "tiene que demostrar a la sociedad que están trabajando" contra el tráfico de drogas.

Los vecinos, sin embargo,mantienen sus acciones semanales de protesta, que mañana extenderán hasta la sede del distrito de Sant Andreu. Prevén partir del barrio con una cacerolada que llegará hasta la sede del distrito en la plaza de Orfila, y que volverá otra vez al barrio

Agentes de los Mossos d'Esquadra durante la operación de identificación de traficantes y toxicómanos en el barrio de Trinitat Vella de Barcelona.
Agentes de los Mossos d'Esquadra durante la operación de identificación de traficantes y toxicómanos en el barrio de Trinitat Vella de Barcelona.TEJEDERAS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS