Tres meses sin sueldo para el empleado de metro que causó el pánico con una broma

El trabajador se hizo pasar por terrorista árabe a través de la megafonía del convoy

Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) ha sancionado con tres meses de suspensión de empleo y sueldo al empleado del metro que se hizo pasar por terrorista árabe para jugarle una broma a un compañero, que conducía el tren, en horas de trabajo alertando por megafonía de una bomba en el convoy. La sanción es la segunda más severa dentro de régimen disciplinario laborar de la empresa después del despido. Como atenuantes se han tenido en cuenta la trayectoria del empelado en TMB y su actitud de arrepentimiento y disculpa.

El conductor de convoy de metro donde sucedieron los hechos ha sido sancionado con 15 días de suspensión de empleo y sueldo por haber hecho un uso inadecuado del sistema de comunicación interna.

Más información

La broma terrorífica ocurrió el pasado 2 de noviembre en la línea 1 de Metro de Barcelona hacia las 8.30 horas antes de llegar a la estación de Navas. Los pasajeros que viajaban en el tren escucharon por megafonía a una persona con acento árabe decir: "Esto es un atentado bomba". 30 segundos después los pasajeros oyeron decir por los altavoces al conductor pedir a su compañero que dejara de hacer "el idiota".

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50