Identificadas las 17 víctimas de dos fosas de la represión franquista en Benagéber y Albalat dels Tarongers

El informe forense revela que los represaliados en estas localidades valencianas fueron tiroteados en brazos y piernas.-Al menos una de las víctimas recibió hasta 30 disparos

Abiertas las fosas, quedaba comprobar si todos los restos encontrados pertenecíana un total de 17 víctimas de la represión franquista sepultadas en sendas fosas comunes en las localidades valencianas de Benagéber y Albalat dels Tarongers. El coordinador del Grupo para la Recuperación de la Memoria Histórica del PSPV-PSOE, Matías Alonso, ha informado hoy de que así fue, de que eran las 17 personasque buscaban y que fueron asesinadas en 1947 en las dos poblaciones. Acabaronen fosas comunes y hasta este año no se han recuperado los restos a petición de una parte de los familiares.

Con una aportación del Gobierno en virtud de la ley de la memoria histórica, el grupo de expertos Paleolab realizó la exhumación y ahora los informes forenses para confirmar las identidades y establecer la causa o forma en que murieron. El informe de Paleolab, cuyos responsables lo divulgarán el próximo lunes, será "demoledor", según Alonso. "Es un estudio científico que revela el ensañamiento de la represión de la posguerra y que echa por los suelos los informes oficiales de la época respecto a cómo se produjeron las muertes", ha añadido. De hecho, Paleolab ha constatado que alguna de las víctimas recibió hasta 30 balazos.

Más información
Exhumados los 'Ocho de Benagéber'
Benagéber aprobará la exhumación de una fosa común
Justicia cierra el mapa informático de fosas sin las comunidades del PP

Entre los familiares que podrán recuperar los restos de sus familiares está Miguel Garrido, quien ha celebrado que por fin podrá enterrar a su padre, que fue trabajador del pantano de Benagéber y republicano, "pero nunca guerrillero", y llevar su cuerpo junto al de su madre en el pueblo de Landete. "Sólo pedimos justicia", ha manifestado Garrido, quien ha lamentado que personas como su padre fueran asesinadas "con varios tiros en las piernas y los brazos para que murieran lentamente".

A diferencia de otros puntos de España, explica Alonso, en la Comunidad Valenciana parecen predominar las fosas de la dura posguerra. Las de Benagéber y Albalat son las primeras en que se ha trabajado en la región. La primera requirió el permiso del alcalde y la segunda de la diócesis. "No hemos montado ningún circo", aclara Alonso, "hemos llegado hasta donde las familias han querido".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS