Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El impacto económico en Barcelona de la visita del Papa será de 30 millones de euros

El consistorio calcula que en las calles habrá 400.000 personas

La visita del Papa cuesta dinero al contribuyente -no menos de 1.700.000 de todas las administraciones contando con el coste de la transmisión de la señal televisiva- pero reporta muchos ingresos. El argumento lo mantiene el Ayuntamiento barcelonés que ahora aporta cálculos del impacto económico de la visita del Pontífice: unos 30 millones de euros. De estos, algo más de 25 millones se imputan al gasto hotelero, restauración, compras y transporte y los otros 5 a la proyección de la imagen de la ciudad en el resto del mundo. El consistorio defiende que las menos de 48 horas de estancia del Papa en la ciudad comporta beneficios aunque admite que también provoca trastornos ya que no se habilita una gran espacio público, sino que todo ocurre en el centro de la ciudad y con un recorrido urbano de 3.5 kilómetros. La cifra que baraja el consistorio de personas que salgan a la calle es de unas 400.000 personas, parecida a la que se registró cuando el Tour de Francia tuvo una etapa en Barcelona.

Los vecinos del entorno de la Sagrada Familia son los que peor parte llevan en todo el dispositivo de seguridad que se ha vuelto a ampliar por tercera vez. Además de las restricciones de tráfico, los residentes y comerciantes del perímetro del entorno del templo -donde se han dispuesto 36.000 sillas para seguir la ceremonia de la dedicación-tendrán que acreditar que lo son. Lo podrán hacer de muchas formas; con DNI o cualquier documento oficial, también documentos médicos o el recibo de compañías de suministro.