Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSC endurece su discurso sobre inmigración

"Las normas no las pueden poner los últimos que se han empadronado", dice Corbacho

Los socialistas catalanes no quieren que el Partido Popular monopolice el discurso sobre inmigración que tanto está marcando la precampaña catalana . De ahí que el PSC haya optado hoy, el día que discute su programa electoral, por poner en primer plano el discurso del todavía ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, que aboga por gobernar el fenómeno con mano dura. Corbacho ha defendido ante un auditorio de mil miltantes socialistas que las normas de Cataluña no pueden marcarlas "los últimos que se han empadronado". Además ha afirmado que los inmigrantes han "metido presión" sobre la tasa de paro en la actual crisis.

Corbacho, que fue alcalde de l'Hospitalet de Llobregat antes que ministro, ha dicho que la inmigración ha creado "presión sobre los servicios públicos, las escuelas e incluso ha creado presión sobre la tasa de paro". No ha culpado de ello a los inmigrantes, sino que lo ha enmarcado en un contexto en que los últimos que se incorporaron al mercado de trabajo han sido también las primeras víctimas de la crisis. Lo que sí ha hecho Corbacho ha sido lanzar el mensaje de fondo que el PSC rechaza actuar con el "buenismo" que la derecha suele atribuir a los partidos de izquierda en la gestión de la inmigración.

MÁS INFORMACIÓN

"La inmigración es un reto y se tiene que gobernar". Ha rechazado que los barrios con mayor índice de inmigrantes se conviertan en lugares inhabitables. "No queremos guetos que funcionen según las normas de los últimos que han llegado". "Queremos una política basada en el control y la legalidad; queremos una política migratoria basada en las necesidades del mercado laboral", ha remachado.

Dicho esto, Corbacho ha querido marcar distancias con el PP, que ahora propugna, sin concretar cómo, denunciar a los inmigrantes irregulares que se empadronen en España. "Que diga el señor Rajoy qué artículos piensa modificar para lograr esto", ha dicho Corbacho.

El contrapeso al discurso de Corbacho lo ha hecho la número dos de la lista del PSC, Montserrat Tura, encuadrada en el ala más catalanista del partido. Tura ha vuelto a reivindicar Cataluña como "nación" y ha defendido presionar para que España avance por la senda del federalismo. "No queremos más autogobierno para ser más importantes, si no para dar mejor servicio a nuestros ciudadanos", ha dicho Tura.