La candidatura socialista a la Comunidad de Madrid

Tomás Gómez elogia en su victoria a Jiménez, pero se olvida de Zapatero

El vencedor de las primarias llama a la unidad para derrotar a Aguirre

"Quiero expresar mi afecto y reconocimiento a una mujer excelente, a una excelente persona, a una excelente socialista. Trinidad Jiménez ha sido una rival formidable en este proceso de primarias que ha despertado muchas ilusiones. Les digo a los que la han apoyado que sus ilusiones no quedarán huérfanas". Fueron las primeras palabras del secretario general del PSM, Tomás Gómez, tras su victoria ayer en las primarias socialistas de Madrid ante la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez.

El ex alcalde de Parla compareció exultante ante los medios tras conocer su victoria y pronunció un discurso conciliador: "Hoy desde las ocho de la tarde los socialistas madrileños no somos de una opción y otra opción todos somos de un equipo. De cada uno de nosotros se espera lo que vamos a hacer: dar lo mejor de nosotros para conseguir la victoria el 22 de mayo".

Más información

Un portavoz del PSM reconoció que la victoria se había producido por un estrecho margen: Tomás Gómez logró un 51,70% de los votos, frente al 48% que recabó Jiménez.

El secretario general mostró su disposición a integrar a miembros de la otra candidatura. Gómez aseguró que había hablado con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para comunicarle los resultados. También se comunicó con Trinidad Jiménez. Y recibió la felicitación de su futura rival, Esperanza Aguirre.

Durante su intervención, rodeado de sus colaboradores y miembros de la ejecutiva regional del PSM, Gómez quiso agradecer a todos los militantes su participación en el proceso de primarias: "Todos independientemente de a quien hayan votado han hecho un gran servicio al socialismo". Y prosiguió: "Quiero expresar mi gratitud a aquellos que con su voto me han dado la victoria, a aquellos que han venido a los actos de campaña, a las plataformas de apoyo a mi candidatura, gracias por su fe y la fuerza que me han trasmitido".

Gómez había permanecido casi toda la tarde encerrado en su despacho de la sede de Callao. Durante su breve intervención sí recordó el gran objetivo de este proceso: "Hoy hemos dado un gran paso la victoria en el próximo 22 de mayo", dijo mientras los cientos de seguidores que le esperaban le gritaban "¡presidente, presidente¡". Mientras, otro grupo de militantes esperaban en la plaza de Callao y proclamaban: "Se va a acabar, se va a acabar la imposición de Ferraz".

Lo más visto en...

Top 50