Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hereu da marcha atrás con el festivo del Día de los Enamorados

La oposición demanda que se escoja otra fecha como segunda fiesta local en 2011

El Día de los Enamorados de 2011 no será festivo en 2011, en contra del decreto que firmó el alcalde en julio pasado. Una decisión que, al ser conocida, ha sido contestada por los grupos de la oposición en el consistorio. El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, se avino a replantear la fecha y buscar otra más adecuada. Fuentes municipales explicaron que la fecha del 14 de febrero no se había elegido por ser el Día de los Enamorados, sino porque era el lunes siguiente a la copatrona de la ciudad, Santa Eulàlia, el 12 de feberero que este año cae en sábado. Es decir, que la ciudad podía celebrar un festivo fin de semana - y largo- en el mes de febrero. Habitualmente Barcelona celebra el segundo día de fiesta local el segundo lunes de Pascua pero en 2011 esa fiesta ha sido fijada por la Generalitat en sustitución del 11 de septiembre que cae en domingo.

Esa cadena de modificaciones fue lo que obligó al Ayuntamiento a buscar otra fecha como segundo día de fiesta local y escogió, inicialmente, el 14 de febrero. La réplica del resto de los grupos políticos en el debate del pleno fue inmediata. ERC alegó que el Día de los Enamorados es una importación de los Estados Unidos y que la fiesta real es la diada de Sant Jordi. CiU, más pragmática, propuso hacer festivo el lunes de la semana blanca del mes de febrero. Una forma de "ayudar" a los padres a sobrellevar el parón escolar.