Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez Pedraz podrá investigar en Irak la muerte de Couso

El CGPJ corrige una decisión del mismo órgano que la semana pasada se pronunció en contra

La comisión permanente del Consejo General del Poder Judicial ha acordado esta mañana conceder al juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz el permiso para viajar a Bagdad, Irak, para hacer el reconocimiento presencial del escenario en el que se produjo la muerte del cámara de Telecinco José Couso el 8 de abril de 2003. La decisión de la comisión permanente enmienda la de de la comisión de relaciones internacionales de este mismo órgano que la semana pasada se pronunció en contra del desplazamiento del juez. La decisión se ha tomado por cuatro votos a uno. La progresista Almudena Lastra es la única que ha emitido un voto particular en contra, basándose en el acuerdo anterior de la comisión de relaciones internacionales.

Pedraz solicitó al Consejo que autorizara su viaje para comprobar in situ el lugar donde se cometió el asesinato, visitar el puente de Jamurohaora -desde el que soldados estadounidenses realizaron los disparos que mataron al cámara-, el hotel Palestina, donde se alojaba Couso y desde donde grababa imágenes cuando resultó herido; y las televisiones Al Jazeera y Abu Dhabi. Pedraz deberá viajar acompañado por el fiscal y las demás partes del proceso.

La comisión de relaciones internacionales del Consejo General del Poder Judicial rechazó la petición del juez para desplazarse a Irak para investigar la muerte de Couso. La resolución le sugería que se pusiera en contacto con las autoridades iraquíes para que fuera un juez de ese país el que practique las diligencias que iba a realizar el magistrado español.

El juez ordenó a finales de julio la detención de los militares estadounidenses -el sargento Thomas Gibson, el capitán Philip Wolford y el teniente coronel Philip de Camp- a los que imputa el homicidio así como un delito contra la comunidad internacional. Lo hizo después de que el Tribunal Supremo ordenara reabrir el caso y practicar "las diligencias pendientes" que tuvo que suspender al reclamarle la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional que concluyera el sumario.