Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Cerco a la corrupción en la Diputación de Alicante

Ripoll niega haber obtenido dos casas a cambio de los contratos de basura

El presidente de la Diputación de Alicante se defiende ante las pruebas del informe policial del 'caso Brugal'.- Admite que visitó la promoción donde el informe policial ubica el cohecho y su amistad con el intermediario de la trama

"No he recibido ningún piso a cambio de la contrata de la basura del plan zonal de La Vega Baja y no me he planteando dimitir, porque no tengo ninguna duda sobre la legalidad de actuación", ha asegurado hoy el presidente provincial del PP de Alicante, José Joaquín Ripoll. El también titular de la Diputación compareció en rueda de prensa para dar su opinión sobre los informes policiales del caso Brugal, según los cuales, el dirigente popular habría recibido dos pisos, valorados entre 800.000 y un millón de euros, a cambio de la contrata de la planta de basuras del plan zonal de La Vega Baja (sur de Alicante).

Según el informe, Ripoll recibió la millonaria dádiva por supuestos favores al industrial Ángel Fenoll y el promotor Enrique Ortiz. Éste último, dueño del Hércules, fue el adjudicatario de la contrata en una UTE con la firma Cespa. La planta se levantará en una finca propiedad de Fenoll, que tiene en régimen de casi monopolio las concesiones de la basura en en La Vega Baja. Para la investigación, Ripoll, Ortiz y Fenoll, son las tres piezas claves del entramado del caso Brugal. En el sumario, abierto por los delitos de cohecho, fraude y tráfico de influencias, hay ya cerca de una centenar de imputados.

Ripoll compareció ante los medios de comunicación con un talante serio, pero sereno. El líder provincial del PP comenzó con valorar el informe policial que, a su juicio, no es sólo "descriptivo, sino valorativo e interpretativo", precisó. El informe concluye a que podrían haber recibido los dos pisos por la contrata, "pero eso no está probado, ni se podrá probar porque es absolutamente falso", dijo más adelante.

El dirigente popular, no obstante, admitió (extremo recogido en las pesquisas policiales incluso con pruebas fotográficas) que él y su mujer visitaron la promoción inmobiliaria donde la investigación ubica las casas objeto del soborno (una urbanización en la avenida Benito Pérez Galdos, en el ensanche de Alicante). "Visitamos esa promoción pero en el contexto de búsqueda de casa en el que estamos inmersos, igual que hicimos con otras ofertas que había en la zona", comentó. "Pero ni compramos ni tenemos nada allí", insistió.

Ripoll esgrimió a continuación la declaración de bienes que presentó en la Diputación en julio de 2007 y que demuestra que la única propiedad inmobiliaria nueva con la que cuenta desde esa fecha es un piso en la Avenida Doctor Gadea. "Una vivienda comprada el 21 de octubre de 2009 y valorada en 450.000 financiada mediante una hipoteca de 420.000 euros suscrita con la CAM", explicó. El documento de registro de bienes incluye que Ripoll posee en total siete inmuebles más, entre ellos una vivienda unifamiliar y un apartamento. El sueldo de Ripoll como presidente de la Diputación de Alicante roza los 100.000 euros anuales.

El presidente de la Diputación también reconoció que realizó dos viajes de recreo a las Islas Baleares en los veranos de 2008 y 2009, en el yate propiedad de Ortiz. "En la segunda vez pagamos a escote, en total unos 2.000 euros", puntualizó.

Asimismo, admitió la amistad que le une con el empresario de la automoción Rafael Gregori. Éste, medió entre el político y los empresarios en supuesto soborno de los pisos, y en general es el intermediario en el resto de tramas del "caso Brugal".

El líder del PP alicantino no negó sus contactos con el empresario Ángel Fenoll para reflotar económicamente la emisora de televisión local Canal 37, "pero en el marco de encontrar nuevos accionista y salvar la empresa", puntualizó.

Por último, Ripoll se desmarcó de las declaraciones del Portavoz Socialista en la Diputación, Antonio Amorós, también imputado por el juez en el sumario. Amorós ha reconocido que se reunió con Fenoll, pero que Ripoll era sabedor de esos encuentros. "No sé con quién se reúne Amorós, yo me preocupó sólo de lo mío", espetó el presidente de la Diputación.