Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fabra retoma las riendas de la Diputación de Castellón

El presidente del organismo y del PP provincial presidirá el pleno a final de mes tras su baja por enfermedad y declarará a petición propia en los juzgados el día 23

El presidente de la Diputación de Castellón y del PP provincial, Carlos Fabra, de baja por enfermedad desde mediados del mes de marzo, cuando fue intervenido de un trasplante de hígado, presidirá el próximo día 28 el pleno de la corporación.

Sin embargo, antes de esa convocatoria institucional, con la que retoma las riendas de la Diputación, Carlos Fabra tiene otra cita que cumplir, con el Juzgado de Instrucción número 1 de Nules, donde se han instruido las diligencias por las que se le imputan los delitos de presunto tráfico de influencias, cohecho y cinco fraudes fiscales, por los que la fiscalía ha solicitado para él 15 años de prisión.

El juzgado llamó a declarar a Fabra en mayo, después de que los peritos fiscales concluyeran el informe en el que destaparon la supuesta comisión de cinco delitos fiscales entre 1999 y 2003 por parte del presidente de la Diputación y de otros cuatro de los que responsabilizan a la entonces esposa de éste, María Amparo Fernández. Según el informe, Hacienda dejó de ingresar 1,7 millones de euros que, entre ambos, deberían haber abonado a las arcas públicas. Los peritos indicaron, además, que las ganancias patrimoniales "no justificadas" halladas en sus cuentas ascienden a 3,6 millones de euros. Sin embargo, Carlos Fabra, aún convaleciente de su intervención, no acudió al juzgado.

Pese a que el juez dio después por concluidas las diligencias, en las que encontró "indicios racionales de criminalidad", antes del verano atendió la solicitud de Fabra de acudir al juzgado una vez se repusiera de su enfermedad. Así, el juez fijó el día 23 de septiembre como fecha para el interrogatorio. Esta será, pues, la segunda ocasión en la que el presidente de la Diputación de Castellón acudirá al juzgado por el supuesto fraude, ya que después de que la Agencia Tributaria presentara la primera denuncia por el ejercicio de 1999, Fabra fue llamado para ser interrogado pero se acogió a su derecho a no declarar.

Tras su declaración en el juzgado, Carlos Fabra ocupará de nuevo sus funciones como presidente de la Diputación, cargo que delegó en marzo en el vicepresidente Francisco Martínez para ser intervenido de un trasplante de hígado.

Fabra anunció en julio que quería volver a ocupar en septiembre sus funciones como presidente de la Diputación. Sin embargo, no acudirá al palacio provincial para el pleno extraordinario del 14, una sesión en la que "únicamente se aprobarán las medidas que hayan pasado por comisión en el mes de agosto", según informaron fuentes de la institución a Efe. Sí lo hará para el pleno del día 28, después de acudir a los juzgados.