Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La banda terrorista anuncia el cese de la violencia

Un periodista inglés para un vídeo esperado

Un veterano periodista de la BBC consigue el documento del alto el fuego de ETA.- "El conflicto vasco me interesa desde que fui corresponsal en París".- Clive Myrie rehúsa revelar desde cuándo dispone de la cinta

"El anuncio de alto el fuego de ETA puede ser algo importante, una vía hacia la paz, o bien una especie de respiro para recuperar su fortaleza después del acoso de Madrid y Paris y de la presión de la izquierda abertzale", ha comentado desde San Sebastián Clive Myrie, periodista estrella de la BBC y responsable de la información exclusiva sobre el alto el fuego de la banda. "Es verdad que hemos oido antes esto, y parece insuficiente, como dicen muchas fuentes consultadas, pero también es una puerta abierta", continúa el periodista.

La web de la cadena pública británica colgó a mediodía de este domingo la noticia, consiguiendo una inmediata repercusión internacional. "Me ha interesado el tema desde mi etapa como corresponsal en París y Bruselas, entre 2006 y 2009, y he hecho contactos", explicaba el ahora presentador de los informativos de la BBC, de 46 años, corresponsal en el extranjero de la cadena desde 1996, y que ayer viajó a la capital vasca para seguir la noticia y las subsiguientes reacciones, lo que significa que el vídeo no llegó a la cadena de forma inesperada. Myrie no reveló desde cuándo tiene en su poder el documento, pero sí se detuvo a valorar los paralelismos entre el proceso de Irlanda del Norte y el del País Vasco. "El alto el fuego del IRA se enmarcaba en un trasfondo de negociación, lo que no está ocurriendo en el caso español. El tiempo de la negociación, pero distintas fuentes mantienen que es una puerta abierta".

La banda ha logrado, a través de la BBC, la inmediata repercusión internacional de un comunicado en el que se habla de la necesaria mediación de la comunidad internacional, a la que ETA pide "que tome parte en la articulación de una solución duradera, justa y democrática" al "secular conflicto político" vasco. El anuncio llega cinco meses después de la "declaración de Bruselas", en la que el mediador sudafricano y asesor de la izquierda abertzale, Brian Currin, respaldado por la Fundación Mandela y cuatro premios Nobel -el ex presidente sudafricano Frederik de Klerk; el arzobispo Desmond Tutu; el ex primer ministro irlandés, John Hume, y la ex presidenta irlandesa, Mary Robinson- reclamaron a ETA un "alto el fuego permanente e incondicional, controlado por un organismo internacional independiente".

La emisión del comunicado a través de este medio británico puede buscar, además de la repercusión internacional del anuncio, establecer un vínculo con el cercano conflicto de Irlanda del Norte. En la pieza de su web, la BBC, al igual que la mayoría de la prensa extranjera, califica a ETA de "grupo separatista". Esta denominación ha hecho que muchos usuarios españoles de redes sociales como Twitter pidan a estos medios que califiquen a ETA como un grupo terrorista, tal y como lo hace la Unión Europea y Estados Unidos. "Es una banda que busca la independencia y que usa la violencia, por lo que utilizamos la denominación banda separatista y grupo terrorista indistintamente", responde Myrie, "y los internautas pueden comprobarlo en la cobertura de la BBC de los últimos 15 años".

No es la primera vez que ETA difunde un comunicado a través de la cadena pública británica. Antes de la tregua de finales de 1998, por la que el entonces presidente del Gobierno, José María Aznar, autorizó el contacto con "el movimiento de liberación vasco", la cadena británica difundió el 24 de octubre de ese año unas imágenes en las que dos miembros de ETA encapuchados afirmaban: "La decisión del alto el fuego es firme y seria. Nuestra decisión es resolver el conflicto". Con ello la organización terrorista reiteraba su anuncio de alto el fuego realizado unos días antes, el 16 de septiembre, a través del diario Euskadi Información. Esa declaración se producía ante una posible ilegalización de HB, que precipitó su reconversión en Euskal Herritarrok para poder concurrir a las siguientes elecciones vascas. A través de KAS, la banda terrorista aseguraba que se había decantado por el alto el fuego para facilitar este nuevo proyecto político.

Al igual que en esta ocasión, el líder del Sinn Feinn, Gerry Adams, pidió al Gobierno español y a todos los partidos políticos que participaran en "un diálogo sustantivo y una negociación" para aprovechar "la oportunidad que existe para una paz duradera".