Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urkullu ve "lógico" que se reúna con el líder del PP

El presidente del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, sostiene que la reunión que mantendrá mañana con el presidente del PP, Mariano Rajoy, se enmarca dentro de la "normalización" de la relación política y ha considerado "lógico" este diálogo "más allá" de la posibilidad de alcanzar acuerdos. El encuentro comenzará a 11.30 horas, en el Congreso, y se abordarán cuestiones como la actual situación política, institucional y de crisis económica en el Estado y el País Vasco.

El líder del PNV añadió, ayer en San Sebastián, que la "normalización entre quienes nos dedicamos a la política" es uno de los legados del lehendakari Aguirre, quien "en tiempo de sublevación militar, en tiempo de guerra, fue capaz de concitar un diálogo con todos los representantes políticos". Por ello, ha considerado "lógico" que exista un diálogo entre los representantes políticos "más allá de lo que pueden ser elementos de debate" y, por tanto, "intentar prever que haya puntos de encuentro" haya acuerdos o no.

Desde el PSOE

Por su parte, el portavoz socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, ve normal la reunión de Rajoy y Urkullu, aunque asegura que no prevé alianzas entre los dos partidos "dadas las cosas que ha dicho el PP sobre el PNV".

A la pregunta de si teme un acercamiento entre PP y PNV con la entrevista entre sus dos líderes, Alonso respondió que "se lo tendría que preguntar a los interesados. Los líderes políticos se reúnen, eso es algo normal, pero no me pronuncio por ellos", añadió.

Aún así, el portavoz socialista sostuvo que al que habría que preguntar sobre la reunión es al PNV debido a "las cosas que ha dicho el Partido Popular" sobre él. No obstante, el PSOE no espera que el PNV le retire el apoyo para ciertas cuestiones que aún están pendientes de aprobación, como es la fijación del techo de gasto que abre los Presupuestos Generales del Estado del año 2011.

En este sentido, Alonso explicó que los responsables del Ministerio de Economía y Hacienda aún están negociándolo y se ha mostrado convencido de que "saldrá adelante", de "una u otra forma", porque supone, añadió, una "voluntad de austeridad y ahorro y una voluntad inequívoca de cumplir los compromisos de reducción de déficit público".