Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un joven muere corneado en un encierro nocturno de un pueblo de Zamora

El fallecido, que fue herido en el pecho, tenía 20 años y era vecino de San Sebastián de los Reyes

Un joven de 20 años, T. M., ha fallecido esta madrugada en Fuentesaúco (Zamora) al ser corneado por un astado que le atravesó el pecho durante el encierro nocturno programado con motivo de las Fiestas de la Virgen de la Visitación 2010, según ha confirmado la subdelegada del Gobierno, Pilar de la Higuera.

El joven residía en San Sebastián de los Reyes (Madrid) y se encontraba en la localidad zamorana, donde tiene familiares, disfrutando de las fiestas patronales, cuyos actos programados para han sido suspendidos en señal de duelo.

El encierro comenzó a las tres de la madrugada con la salida de los astados desde los chiqueros de la plaza de toros de la localidad, para recorrer después varias calles del municipio y terminar otra vez en el coso. Sobre las cuatro y media se produjo la cornada que le costó la vida al joven, "que prácticamente falleció en el acto porque, aunque recibió los primeros auxilios por parte del personal sanitario allí destacado, su muerte fue certificada a las 4.50 y llegó cadáver en el Centro de Salud de Fuentesaúco", según De la Higuera.

La subdelegada del Gobierno ha confirmado que el Ayuntamiento de Fuentesaúco tenía todos los permisos en regla para poder realizar el encierro, "que cumplía con las medidas de seguridad necesarias y con la presencia del personal sanitario y los agentes de la Guardia Civil requeridos, pero son muy peligrosos y pueden ocurrir estas desgracias", ha precisado.

Uno de los participantes en el encierro nocturno de esta madrugada ha explicado que el encierro es "especialmente peligroso" porque sueltan a los toros más grandes y es a una hora muy tarde, por lo que hay gente que lleva horas bebiendo alcohol y que "no controla" lo suficiente para participar. Según han confirmado fuentes municipales, todos los actos programados para hoy han quedado suspendidos en señal de duelo por la muerte del joven.

Fuentesaúco es una localidad situada al sudeste de la provincia de Zamora, a unos 40 kilómetros de esta capital y con un censo aproximado de 1.967 habitantes. Son típicos los Espantes, un espectáculo consistente en la formación de una barrera humana que, con aspavientos y gritos, impiden la entrada al recinto vallado del casco urbano de reses bravas de gran trapío conducidas desde un prado comunal por una punta de bueyes y un grupo de jinetes.

La muerte de T. M. es la primera del verano en España dentro de los denominados espectáculos taurinos populares, consistentes en encierros urbanos, camperos, desencierros, suelta de ganado bravo por recorridos vallados, capeas y toros del alba, entre otras modalidades donde los participantes no son profesionales.

Desde el año 2000 han sido al menos 36 las personas fallecidas por asta de toro o como consecuencia de percances provocados por ganado bravo en encierros, la mayoría de ellos en pueblos y ciudades de las comunidades de Castilla y León y de Castilla-La Mancha. El año pasado la cifra de fallecidos por esa circunstancia fue de diez, dos de ellos en la provincia de Valladolid.