Carod-Rovira 'cazado' a 175 por hora en su coche oficial

El conductor del presidente extremeño también fue sancionado hace una semana por circular a 170

El coche oficial del vicepresidente catalán, Josep Lluís Carod-Rovira, fue pillado el pasado mes de noviembre cuando circulaba a 175 kilómetros por hora en la AP-68, a la altura del municipio de Alagón (Zaragoza), según informa hoy El Periódico de Catalunya. Hace sólo unos días, el vicepresidente de la Junta de Extremadura reconoció que su coche oficial había sido interceptado por la Guardia Civil de Tráfico por circular a 170 kilómetros por hora. Guillermo Fernández Vara pidió disculpas por haber permitido a su conductor rebasar los límites de velocidad, pero aseguró en la cadena SER que su agenda "provoca que otros se tengan que extralimitar en la velocidad".

Fernández Vara asumió totalmente la responsabilidad y subrayó que aunque él no decide a qué velocidad tiene que circular su coche oficial, sí establece la hora a la que tiene que llegar a sus compromisos. "Lo fácil sería decir que yo no tengo nada que ver porque iba en el asiento de atrás", señaló Fernández Vara, quien a continuación subrayó: "Quizás esto también me haga replantearme algunas cosas y no forzar las cosas también por seguridad personal y de los que a mí me acompañan".

Más información
El conductor del coche de Fernández Vara será multado

El chófer de Carod-Rovira, un mosso asignado a esta tarea, que conducía un Volkswagen blanco, ha sido sancionado con 450 euros, un mes de suspensión del derecho a conducir y la pérdida de cuatro puntos. La zona por la que circulaba el vehículo -en el que además del vicepresidente catalán viajaba otro agente de la policía catalana y una mujer- estaba restringida a 120 kilómetros por hora.

Según el rotativo catalán, en marzo la Jefatura Provincial de Tráfico de Zaragoza recibió un pliego de descargo en el que se señalaba que los agentes estaban haciendo un servicio urgente y llevaba encendida la sirena. Las alegaciones fueron rechazadas y la jefatura confirmó la sanción.

Josep Lluís Carod, en la sede de ERC, en una imagen de archivo.
Josep Lluís Carod, en la sede de ERC, en una imagen de archivo.EFE / TONI ALBIR

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS