_
_
_
_

La ejecutiva de JpD fusiona tres de las cuatro candidaturas

La asociación de jueces progresistas aprueba un texto de apoyo a Garzón

Los afiliados de Jueces para la Democracia (JpD) se decantaron ayer por la mesura para clausurar su vigesimoquinto congreso, celebrado en Bilbao. La disparidad de posturas reflejada en las cuatro candidaturas que competían por la dirección de la asociación progresista desembocó en un secretariado de consenso que integró a tres de las planchas. La magistrada Clara Penín, representante de la línea más continuista, ganó la votación con 154 sufragios. No desempeñará, sin embargo, el cargo de portavoz, que se decidirá en los próximos días entre los integrantes de la nueva ejecutiva.

"Ha sido una sorpresa; no esperaba salir", manifestó eufórica Penín, tras conocer el respaldo de sus compañeros. Según avanzó, entre sus objetivos para los dos próximos años figura la introducción de algunos cambios en la gestión, aunque garantizó que "no serán drásticos". "Primero tenemos que analizar con calma nuestro territorio interno", argumentó, consciente de la "heterogeneidad" que caracteriza a la asociación progresista de jueces. No obstante, se confesó satisfecha de que "la unanimidad haya prevalecido sobre las diferencias" en el cónclave, pese al momento "terrible" que, a su juicio, atraviesa la justicia.

Penín se impuso por un solo voto de diferencia a la magistrada valenciana Alicia Millán, que comparecía a título individual. En tercer lugar quedó José María Fernández Seijo, también de la línea continuista, al igual que Francisca Arce y María Calvo. El secretariado se completó con cuatro integrantes de la plancha más numerosa: José Luis Ramírez, Gregorio Álvarez, José Manuel Balerdi y Urko Jiménez. Únicamente se quedó fuera de la ejecutiva la candidatura que encabezaba la presidenta de la Sala de lo Social del Tribunal Superior vasco, Garbiñe Biurrun.

La segunda y definitiva jornada del congreso sirvió también para aprobar una resolución de apoyo al magistrado Baltasar Garzón, procesado por una supuesta prevaricación en la investigación de los crímenes del franquismo. El texto respalda los comunicados emitidos por el anterior secretariado y la "defensa de la libertad de interpretación" de los jueces, para no poner "en serio riesgo la capacidad transformadora del derecho". El documento fue objeto de un polémico debate matinal y se saldó con una votación nada holgada, en la que 74 asociados le dieron su respaldo, por 43 que se manifestaron en contra debido, sobre todo, a que la imagen del juez "choca con la figura que siempre ha defendido JpD".

La jornada de clausura se completó con la proyección de un emotivo vídeo en el que se repasaron, entre risas y aplausos de los casi 150 jueces asistentes, los cinco lustros de historia de la asociación a través de viejas fotografías. La dirección, además, quiso rendir un homenaje a ocho de los 54 fundadores del colectivo: Perfecto Andrés Ibáñez, María Luisa Aparicio, Manuela Carmena, Carlos López Keller, Luis Manglano, Carlos Álvarez, Luis Javier Murgoitio y Margarita Robles.

Gregorio Álvarez, José María Fernández Seijo, Clara Penín, María Calvo, José Luis Ramírez, José Manuel Balerdi, Urko Jiménez, Francisca Arce y Alicia Millán (de izquierda a derecha), conforman el nuevo secretariado de JpD que resultó elegido ayer en Bilbao.
Gregorio Álvarez, José María Fernández Seijo, Clara Penín, María Calvo, José Luis Ramírez, José Manuel Balerdi, Urko Jiménez, Francisca Arce y Alicia Millán (de izquierda a derecha), conforman el nuevo secretariado de JpD que resultó elegido ayer en Bilbao.TXETXU BERRUEZO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_