Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

España ocupará un asiento en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU por primera vez

El órgano, formado por 47 países, está encargado de evaluar la situación de los derechos fundamentales en el mundo

España ocupará durante los próximos tres años un asiento de los 47 del Consejo de Derechos Humanos (CDH), el principal órgano internacional encargado de evaluar la situación de los derechos fundamentales en el mundo. "Es una gran satisfacción, un espaldarazo y una gran responsabilidad. Así lo asumimos", ha dicho el embajador de España ante las Naciones Unidas, Juan Antonio Yáñez- arnuevo, al término de la votación. La Asamblea General de la ONU ha renovado 14 de los 47 puestos de ese órgano intergubernamental, y en las votaciones también han resultado elegidos Guatemala y Ecuador, que se hicieron con los dos puestos disponibles para Latinoamérica y el Caribe, al recibir el respaldo de 180 países, en ambos casos.

"Es una gran satisfacción, un espaldarazo y una gran responsabilidad"

Revisión dela actuación del Consejo

"(España) va a tener una actuación muy intensa. Sobre todo ahora que hay una etapa en la que se va a revisar toda la forma de actuar del Consejo. Queremos que sea más eficaz en su tarea", ha subrayado Yáñez-Barnuevo. El Gobierno español tiene en su agenda, con vistas a ese nuevo puesto internacional, actualizar el plan nacional de los derechos humanos presentado hace un año ante Naciones Unidas por su vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega. "Ahora se va a actualizar, y queremos llevar al plano internacional buena parte de esa línea de acción", ha señalado el representante de España ante la ONU.

Yáñez-Barnuevo ha señalado que las autoridades españolas quieren potenciar "todo lo que tenga que ver con la promoción de la igualdad de las personas, cualquiera que sea su situación económica o social, o su orientación sexual". Asimismo quieren intensificar "la lucha contra toda forma de discriminción o intolerancia" y trabajar, en el caso de los países en desarrollo, por "los derechos económicos, entre ellos el derecho al agua".