Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil encuentra 2.700 animales protegidos disecados o en congeladores

Los animales iban destinados al mercado negro

Linces ibéricos, quebrantahuesos, guacamayos, cacatúas, un lobo de crin, un cráneo con cuernos de búfalo... En la Operación Silvestre, llevada a cabo por la Guardia Civil, se han encontrado 2.700 ejemplares de especies protegidas -algunas de ellas en peligro de extinción como el buitre negro, el urogallo o la avutarda- que o bien estaban ya disecados o esperaban en el congelador a que llegaran los taxidermistas para arreglarlos y prepararlos para el mercado negro. Es la mayor operación de este tipo que se lleva a cabo en España.

Los animales estaban amontonados en casas y naves industriales. Aparecieron en vitrinas los ya disecados y en grandes congeladores los que estaban en proceso. La Operación Silvestre se inició en febrero, cuando la Guardia Civil del aeropuerto de León detectó una maleta con pieles de animales y aves exóticas en proceso de curtido. La investigación que inició el Seprona (Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil) llevó al descubrimiento de un grupo organizado.

Se ha detenido a siete personas: cinco españoles, un francés y un italiano (estos últimos, residentes en España), como presuntos autores de delitos continuados de contrabando, tráfico de especies amenazadas y asociación ilícita. Ha habido registros de domicilios y naves industriales en cinco provincias, Toledo, Ciudad Real, Sevilla, Girona y León. Un portavoz de la Guardia Civil señala que es difícil saber el valor exacto que pueden tener estas piezas en el mercado negro, ya que todo depende del capricho del comprador y de lo escasa que sea la pieza en cuestión. Suelen ser animales procedentes de países en desarrollo que después se reparten en España y otros países europeos.

El número y variedad de especies encontradas en la Operación Silvestre es tal que el Seprona pidió la colaboración del Museo Nacional de Ciencias Naturales, que es quien se está encargando de la identificación (con técnicas de ADN), valoración y custodia de los animales. La operación continúa abierta. Hay cinco procedimientos judiciales abiertos en distintos partidos judiciales.