Zaragoza limitará la velocidad del tráfico a 30 kilómetros por hora

Será la primera ciudad española que adopte esta medida.- La mayoría de los chalecos reflectantes no cumplen con la normativa

Zaragoza se convertirá, antes de que finalice 2010, en la primera ciudad española que limitará la velocidad máxima del tráfico rodado en la mayoría de sus calles a 30 kilómetros por hora con el fin de mejorar la seguridad vial y facilitar la convivencia entre peatones, ciclistas y automóviles.

Esta medida, ya apuntada en el artículo 9 de la Ordenanza de Circulación de Peatones y Ciclistas, afectará a todas las calles que tengan un único carril de circulación, a las vías secundarias incluidas en el llamado Segundo Cinturón y, en algunos casos, al carril derecho (en cada sentido) de calles secundarias con varios carriles de circulación en las que, por ahora, no se prevea la implantación del carril bici.

Entre los principales objetivos de esta medida figuran el posibilitar a los ciclistas, con mayor seguridad, el uso de la calzada, tal y como recoge la Ordenanza, sin que ello signifique la introducción de obstáculos o restricciones más importantes para los vehículos a motor.

Obras y duración

La opción de crear vías pacificadas se pondrá en práctica a través de señalización horizontal y vertical que marcará las zonas y calles en las que la velocidad se limita a 30 kilómetros por hora. También se instalarán grandes paneles informativos en los accesos a la ciudad en los que se indicará que la velocidad estará limitada en todas las calles de un único carril.

El presupuesto para llevar a cabo las obras necesarias que permitan implantar la medida, desde la citada señalización a la ampliación de aceras y orejetas para la instalación de los postes, cuenta con un presupuesto de 300.000 euros, concedido por el Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local. El plazo previsto de ejecución es de seis meses y permitirá crear 15 puestos de trabajo.

La mayoría de los chalecos reflectantes no cumplen con la normativa

Los atropellos en las calzadas de las carreteras españolas se cobraron en 2009 la vida de 176 personas, mientras que otras 1.139 resultaron heridas. El pasado 23 de enero, el BOE publicó una nueva norma para Accesorios, repuestos y herramientas de los vehículos en circulación que regula, entre otras cuestiones, la comercialización de los chalecos reflectantes. Sin embargo, casi dos meses después, la mayoría de los chalecos que se distribuyen en concesionarios y gasolineras no cumplen con la normativa, según informa la Asociación para el Estudio de la Lesión Medular Espinal (Aesleme), que advierte del peligro que este incumplimiento puede suponer.

Según la nueva normativa, todos los chalecos reflectantes deben incluir el nombre del fabricante de forma visible en la banda reflectante y el marcado CE. Aesleme recuerda además que el precio medio de los chalecos oscila entre los cinco y los siete euros y que tienen una caducidad de cinco años.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS