Frankestein: El último monstruo de Javier Botet

El actor utiliza su particular físico para interpretar a las criaturas más espeluznantes

Javier Botet se ha convertido en un experto en provocar las peores pesadillas. Ahora el actor se retuerce en el escenario de un teatro madrileño para dar vida a uno de sus monstruos preferidos: Frankestein. Botet explica la similitud entre el personaje y su particular vida, la de una criatura inocente que encuentra rechazo y hostilidad a su alrededor.Ha sabido explotar las consecuencias de su extraña enfermedad. Ha unido su cuerpo a la magia del maquillaje y ha encarnado a los seres más terroríficos de la noche. Así se convirtió en la espeluznante niña Medeiros de Rec. En monstruosos personajes de ficción de los que todos huyen y que él persigue.En el cine y el teatro ha encontrado su lugar, ése en el que todo es ficción. Su ilusión: profundizar en el personaje de Nosferatu.Vídeo: AGENCIA ATLAS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS