Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad devolverá la deuda a las universidades a partir de este año

La Conferencia de Rectores reclama unos 60 millones de euros. Hacienda presentará un calendario de pagos

La Comunidad de Madrid se ha comprometido hoy a devolver a las seis universidades públicas madrileñas parte de la deuda que ha contraido con ellas. Empezarán a pagar este mismo año, con un calendario de pagos que elaborará la Consejería de Economía y Hacienda.

El presidente de la CRUMA (Conferencia de Rectores de las Universidades Públicas Madrileñas), Carlos Berzosa, cree que la deuda puede ascender a unos 60 millones de euros. La consejera de Educación, Lucía Fígar, no ha querido ofrecer una cifra tras el desayuno que ha mantenido esta mañana con los rectores y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

Las universidades públicas llevan meses reclamando este calendario y una mejora en la situación económica. El presupuesto de 2010 con 1.084 millones, un 3,8% menos que en 2009, provocó que los rectores denunciaron la asfixia económica a la que les somete la Comunidad tras pagos sin saldar y un recorte en las cuentas en el año en el que comienza la implantación del Espacio Europeo de Educación Superior (plan Bolonia).

Berzosa, que también es rector de la Complutense, ha señalado que la adaptación a Bolonia requiere más dinero porque hay que reducir grupos, se necesitan más profesores y hacen falta obras para reducir el tamaño de las aulas. Su universidad ha encabezado las medidas de austeridad establecidas por los rectores. Cerraron sus edificios durante las vacaciones de Navidad y preven volver a hacerlo en Semana Santa.

Respecto al plan Bolonia, la consejera Figar responde que es el Ministerio de Educación el que deberá librar mayores partidas presupuestarias puesto que es quien marcará el calendario y el modo de aplicación. La titular de Educación considera además que Madrid dispone de dinero suficiente para iniciar durante este curso la adaptación.

Berzosa ha asegurado que es un alivio económico que la Comunidad reconozca la deuda de gastos corrientes contra el estrangulamiento que representa pagar unos salarios cada vez mayores, mientras las universidades siguen recibiendo lo mismo. El calendario de pagos no incluirá las cantidades que la Comunidad de Madrid le debe a las universidades tras incumplir varios cursos seguidos el plan de inversiones que firmó la presidenta Aguirre en 2007 con horizonte 2010.