Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las memorias prematuras de Ashley Judd

Con 41 años, la actriz prepara una biografía

A pesar de que aún no es tiempo de contar la historia de su vida, la actriz Ashley Judd ya ha comenzado a escribir su primer libro, en el que dará detalles de cómo las dolorosas experiencias de su niñez acabaron por llevarla a trabajar en la defensa de mujeres abandonadas y niños en países pobres.

Con 41 años, la actriz de Heat se basará en las 500 páginas de un diario que escribió durante el proceso de curación de su complicada niñez en Kentucky y Tennessee con su madre, la cantante de música country Naomi Judd.

La actriz, que recientemente se ha centrado más en sus estudios universitarios y las causas humanitarias que en su carrera cinematográfica, ha declarado que sus experiencias inspiraron su trabajo en el extranjero como embajadora del programa de prevención del sida Youth AIDS.

"Al compartir mi propia historia con aquellas personas hermosas y fuertes que conocí en los lugares más desesperados, quiero mostrar cómo el cambio que buscamos en el mundo debe empezar en nosotros", ha indicado Judd en un comunicado divulgado por la casa editorial Ballantine Books, una unidad de Random House, que prevé lanzar las memorias, que aún no tienen título, en 2011.

Triste pasado

La actriz fue tratada por depresión en 2006 y, según declaró en esa época en la revista Glamour, asistir a 13 escuelas en 12 años y vivir en diferentes momentos con su madre, padre y abuela la convirtieron en "una niña que estaba siempre alerta" y obsesionada con la perfección como si fuera una adulta.

Judd, cuya hermanastra Wynonna también es cantante de música country, actuó sólo en un par de películas desde 2006, entre ellas Rompedientes, estrenada la semana pasada.

La actriz está casada con el piloto escocés de automóviles Dario Franchitti y estudia un máster en administración pública en la Universidad de Harvard.