Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP espera "gestos" del PSE en Álava para bajar la tensión

Alonso plantea a Txarli Prieto "una interlocución fiable"

El PP pretende conseguir del PSE-EE en Álava "una interlocución fiable", consciente de la desconfianza que le han producido algunos movimientos políticos del dirigente socialista Txarli Prieto y de una manera especial su actitud en la polémica que envolvió el recurso de Caja Vital y que provocó el punto de mayor convulsión. Este propósito se lo transmitió Alfonso Alonso, presidente popular alavés, a Prieto durante el encuentro "largo y sincero" que ambos han mantenido hace unos días. El PP quiere rebajar la tensión pero ayer mismo admitió que espera "gestos" que se deben traducir "en hechos y cambios".

Alonso, que compareció ayer en Vitoria junto al secretario general del PP alavés, Javier de Andrés, aseguró que su partido está dispuesto al diálogo y al acuerdo con los socialistas alaveses. Llegó a afirmar que la dirección del PSE "está empezando a hacer una reflexión que debería traducirse en hechos y en cambios de actitud respecto de nuestro partido. En una actitud menos agresiva y asumir que el sino de los tiempos es el cambio político".

"Queremos en la Vital un presidente profesional y que se cuente con el PP"

El líder de los populares alaveses pide ejemplos concretos de este cambio de actitud sin necesidad de esperar a las elecciones de 2011. "Hechos y decisiones concretas para la apertura de un debate sobre la reforma del sistema de servicios sociales en Álava o incluso la negociación de un nuevo acuerdo sobre los órganos de gobierno de Caja Vital", añadió.

Así, y tras precisar que no se trata de "condición o exigencia alguna", sostuvo que el pacto PSE-PNV para controlar los órganos de la caja de ahorros alavesa "ha fracasado debido a que estaba basado en el interés de los partidos y el interés personal, y no en el interés de la entidad ni de sus impositores. Estamos abiertos a para que se cuente con nosotros de cara a construir algo nuevo". Según Alonso, "no tenemos interés en presidir Caja Vital, tenemos interés en que haya una presidencia profesional, eficaz y que la influencia de los partidos se limite a garantizar la independencia y servicio de la entidad".

Para el presidente del PP de Álava la clave para que las relaciones con el PSE alavés cambie radica en que los socialistas "pierdan el miedo a que les ganemos las elecciones, saben que lo podemos hacer y les decimos que todos los datos que tenemos indican que se las vamos a ganar, pero en política más allá del miedo uno tiene que creer en un proyecto".

En el PP alavés no se olvidan del fracasado intento de la moción de censura en la Diputación, en la que Txarli Prieto tuvo un papel decisivo para que no cuajara y así el PNV se mantuviera en el poder. Pese a todo, Alonso sostiene que "Álava vuelva a ser el punto de encuentro de la política vasca y en 2010 sentemos las bases".