Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Polop, en prisión por el asesinato de su antecesor, anuncia su dimisión

La familia de Juan Cano se queja de que el Ayuntamiento no ha tramitado la renuncia al cargo

Juan Cano, alcalde de Polop, del PP, encarcelado por su supuesta implicación en el asesinato a tiros de su antecesor, el también popular Alejandro Ponsoda, ha anunciado, a través de un comunicado emitido esta mañana por su familia, su voluntad de renunciar al cargo. Cano fue detenido la madrugada del pasado 23 de noviembre. Tres días más tarde, la juez del caso decretó su ingreso en prisión por el crimen cometido hace dos años.

Hasta el pasado día 1 de diciembre, Juan Cano ha permanecido incomunicado. Ese día fue visitado por su familia y, según recoge el comunicado, ya les trasladó su decisión de dimitir para no "entorpecer" el gobierno de la localidad alicantina. La familia trasladó esa propuesta a la corporación. "Sin embargo, desde entonces ni desde el PP ni desde el Ayuntamiento se han puesto en contacto con él para tramitar la renuncia", puntualiza la nota.

Según la legislación vigente, Cano tiene que renunciar al puesto por escrito y ante un funcionario de la Subdelegación de Gobierno como testigo, quien, a su vez, debería depositar el documento en el registro del consistorio. A partir de ahí, el equipo de gobierno tiene que convocar un pleno para elegir nuevo primer edil, puesto que con toda probabilidad pasaría a ocupar la número tres de la lista del PP y actual alcaldesa accidental, María Dolores Zaragoza.

El equipo de gobierno ha agradecido la voluntad de Cano de renunciar al cargo, pues, según han apuntado fuentes locales, "es lo mejor" para normalizar la vida municipal. Tras conocer el comunicado de la familia, fuentes municipales han afirmado: "Ahora conocemos, porque su familia lo ha hecho público, que él tiene buena predisposición a la renuncia, por lo que intentaremos agilizar

al máximo los trámites". Asimismo, han indicado que desde el PP se han realizado "las gestiones

posibles y necesarias para hacer llegar a Juan Cano" la posibilidad de la renuncia.

Además de Cano, por el crimen de Ponsoda la juez ha enviado a prisión a otras seis personas, entre ellas, los dos sicarios que supuestamente tirotearon por encargo al regidor, dos ciudadanos checos. La investigación policial sostiene que el asesinato se planeó en el prostíbulo Mesalina, a las afueras de Benidorm. Los otros cuatro encarcelados son un narcotraficante, un empresario del calzado y el gerente y el dueño del lupanar. La investigación por estos hechos no está cerrar y no se descartas nuevas detenciones.