Ocho detenidos en el desmantelamiento de la banda que atracó Valisa Internacional

Efectivos de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Comisaría de Policía de Jaén detuvieron ayer al último presunto responsable de la organización que perpetró el atraco a la empresa Valisa Internacional, según informó el Cuerpo Nacional de Policía, que señaló que en total la banda ha sido desarticulada con el arresto de ocho personas.

El último detenido se trata de A. El M., de nacionalidad marroquí y propietario del vehículo que se utilizó para el atraco efectuado en una empresa de máquinas recreativas. No obstante, la mayoría de los arrestados son albano-kosovares.

La detención se produjo a raíz de los diferentes registros domiciliarios en Madrid que los investigadores realizaron en días atrás con el fin de esclarecer el mencionado atraco. Con este individuo, son ocho los detenidos y ya han sido todos puestos a disposición judicial.

Las investigaciones revelaron que todos los domicilios que los detenidos dijeron tener eran falsos. Tras una profunda y compleja investigación, los investigadores de Jaén se desplazaron hasta la ciudad de Valdemoro y registraron una vivienda adosada donde se encontraron las armas utilizadas, pues así lo dicen los testigos que las reconocieron "sin lugar a dudas" tras su uso en el atraco, así como una mesa que estaba preparada para esconder armas de fuego.

La organización, formada casi en su totalidad por ciudadanos albano-kosvares, desveló que se trataba de una banda perfectamente organizada que en el argot policial se denomina "dormida", es decir, no se le relacionaban otras comisiones de delitos ya que ésta actuaba por "encargos".

Así, utilizaban como tapadera para intentar pasar desapercibidos un disco-pub en Aranjuez (Madrid) que sólo funcionaba los fines de semana y que, sin embargo, el trasiego de clientes era "prácticamente nulo".

Tenían como domicilio un chalé alquilado de alto costo en las afueras de la capital de España sin tener medios de vida conocidos. Este dato hizo sospechar a los investigadores que se desplazaron hasta Madrid, cuya Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta colaboró en la investigación. Las pesquisas se cruzaron con otras en curso del Grupo de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Toledo, que estaba investigando a una banda que se dedicaba a la clonación y uso ilícito de tarjetas de crédito, por lo que el registro del domicilio del extrarradio de Madrid, se realizó conjuntamente entre los dos cuerpos de seguridad del Estado.

Lo más visto en...

Top 50